Preparación para amamantar

Cómo prepararte para la lactancia

Algunas mujeres que están embarazadas se sienten un poco ansiosas o inseguras cuando piensan que en algunos meses deberán amamantar a sus hijos. Esto se ve influenciado por una gran cantidad de mitos e ideas que no tienen una base médica sobre la lactancia. Es por eso que la enfermera matrona Blanca Ossa, aclara algunas dudas que surgen en este período, que te ayudarán a enfrentar la lactancia de manera muy natural.

¿Cómo debo prepararme para la lactancia?

  • Lo mejor que puedes hacer para sentirte lista y segura para amamantar a tu hijo, es aprender todo lo que puedas sobre la lactancia antes de que el bebé nazca. Mientras más sepas sobre qué hacer en los primeros días y los enormes beneficios que trae la lactancia, mejor lo harás.
  • Puedes hablar con tus amigas que son madres y están dando de mamar, lee libros, revistas o sitios de Internet que pueden darte sugerencias y consejos útiles.
  • También puedes tomar un curso en alguna clínica de lactancia en el tercer trimestre o consultar con tu doctor. El ideal sería asistir a una clase teórico práctica personalizada sobre lactancia, en donde puedas comenzar a ensayar con una muñeca.

De todas maneras, tu cuerpo se prepara por su cuenta para amamantar desde el momento en que quedas embarazada. Es por esto que tus senos crecen durante el embarazo, ya que las células productoras de leche y los conductos lácteos se desarrollan, así como el flujo sanguíneo aumenta. En todo caso, el tamaño de tus senos no es un indicador de tu capacidad de producir leche o amamantar. Como sabrás, hay mujeres con el seno pequeño que alimentan normalmente a sus hijos.

¿Es indispensable que endurezca mis pezones?

«No necesariamente. Como explicábamos anteriormente, el cuerpo se prepara para la lactancia. A través de los cambios hormonales durante el embarazo, los senos están listos para lactar a tu hijo», aclara Blanca Ossa.

No frotes o friegues tus pezones, porque puedes provocarte una irritación o dolor que dificultará el amamantamiento. Es más práctico, que desde un principio te preocupes de que tu hijo se agarre del pezón correctamente, así evitarás que se agrieten o duelan.

¿Se deben comprar accesorios para la lactancia?

  • Para tu bienestar puede ser necesario que te compres algunos sostenes adecuados a la lactancia, ya que brindan el soporte necesario de los senos que ahora son más grandes y vienen con copas que se abren y cierran facilitando las cosas a la hora de amamantar.
  • Aparte de los sostenes, algunas mamás usan camisetas o camisas de lactancia cuando tiene que salir de casa con el bebé, ya que tienen unas pequeñas solapas o cubiertas que te permiten darle pecho al niño con discreción.
  • Otro accesorio que no te puede faltar son las almohadillas o protectores para el sostén, que absorben la leche que gotea de los senos.

¡Disfruta de la lactancia a plenitud y deja a un lado los miedos causados por falsos mitos!

Temas: , ,

grietas en los pezones
Te puede interesar:

¿Por qué aparecen grietas en los pezones al amamantar?