Lactancia inducida: la clave para las madres adoptivas

Importancia del apego maternal

Comúnmente se piensa que la única forma de alimentar a los hijos adoptivos es a través de la leche de fórmula. Sin embargo, las madres adoptivas también pueden amamantar. Claudia Álvarez, enfermera explica los beneficios de llevar a cabo una lactancia inducida.

La lactancia adoptiva o inducida

Es una técnica que permite que los niños que han sido adoptados puedan ser alimentado por sus madres, permitiéndoles conocer los beneficios de la leche materna.

Alternativas para llevara a cabo la lactancia adoptiva

Esta técnica, consiste en estimular la producción de leche a través de la succión de los bebés, la cual provocará que la madre logre generar este alimento. El procedimiento puede ser utilizado por todas las mujeres, incluso aquellas que están en edad de la menopausia.

Según Claudia Álvarez, la técnica de estimulación para la lactancia se debe realizar con el niño acoplado al pecho con un suplementador o con un extractor manual de leche.

El sumplementador es un recipiente que contiene fórmula láctea y que se conecta con la boca del bebé, el cual al succionar extrae la leche por medio de una sonda (o manguerita) que está pegada al pecho de la madre.

De esta manera, el bebé estimula la producción de leche materna, mientras más leche produzca la madre, menos fórmula láctea sacará el niño del recipiente. Este proceso debe realizarse frecuentemente durante el día, aproximadamente cada 2 horas.

Claudia Álvarez, asegura que: «Es esencial que las madres adoptivas sientan el deseo real de querer alimentar a sus bebes. Hay muchas mamás que experimentan este sentimiento para estrechar el vínculo y la cercanía con el bebé más que por la nutrición». Además, debe existir una preparación coordinada de la madre, lo cual considera una orientación desde el punto de vista educacional, psicológico y fisiológico.

Beneficios para el bebé

  • La leche materna es el mejor alimento que un bebé puede recibir, ya que contiene proteínas, minerales, grasa y vitaminas, estos componentes son de suma importancia para el crecimiento, desarrollo y para la salud del niño.
  • Al amamantar a un niño adoptado, las mujeres estimulan las hormonas del apego y de la maternidad (oxitocina y prolactina), las cuales facilitan la tarea de ser madre.
  • Para la experta en lactancia, Claudia Álvarez, los beneficios para el bebé son los mismos que para un bebé que no es adoptado, es decir, permite que los niños y sus madres establezcan lazos de unión y que ésta reconozca las señales de su hijo. Además, la mamá le otorga sustancias protectoras y nutrientes que no están presentes en la leche de fórmula.
  • Álvarez, señala que si existe una preparación planificada por parte de la madre con ayuda médica, ella podría alimentar a su hijo sólo con leche materna. Por el contrario, la leche materna se puede complementar con fórmula láctea, si fuese necesario.
  • Al igual que los hijos naturales, mientras estos poseen un incremento de peso adecuado y la madre adoptiva produzca la cantidad suficiente y constante, ella podría darle leche todo el tiempo que estime conveniente.
Temas: , ,

Pezones planos e invertidos
Te puede interesar:

Pezones planos e invertidos