Cambios físicos en el embarazo: paso a paso

mamás que trabajan fuera del hogar

El cuerpo de las mujeres presentará diversos cambios físicos en el embarazo, pero con una actitud positiva e implementando sencillas recomendaciones, como, cuidar el peso y hacer ejercicio, podemos convertir esta etapa de ser madres en una maravillosa experiencia.

Experto: Jorge Sandoval, gineco-obstetra del Hospital Clínico de la Universidad de Chile

Evidentemente tu cuerpo pasará por diversos cambios físicos  en el embarazo con la llegada de la maternidad. Ya no es, ni por lejos, el de los 20. Las caderas se ensanchan, aumenta el tamaño de los pechos, aparecen algunas manchas en la piel y la pancita de la nueva mamá crece y crece.

Algunos cambios físicos en el embarazo poco conocidos:

  • La areola de tus pezones, puede llegar a oscurecerse y esto se debe a que ya se están preparando para la lactancia, incluso se producen algunas molestias que irán desapareciendo a medida que el embarazo avance.
  • Se forma una línea entre el inicio de vello púbico y del ombligo, a esto se le conoce como: “línea alba”
  • Las axilas y otras parte de tu piel adquieren un color oscuro.
  • Si no sabes cuanto tiempo llevas embarazada, podrás notar que tu cérvix está más rojo, rosa y estrecho.
  • La cadera se ensancha, esto se debe a la producción de una hormona llamada relaxina, que es la que tiene como objetivo relajar los tendones y los músculos.
  • A medida que va avanzando el embarazo notarás que tus pies crecen, esto lo causa el ensanchamiento de tus caderas.
  • Si siempre fuiste una mujer preocupada por su postura, en este periodo de tu vida esto cambiará, porque debes recordar que estás llevando un peso extra y para estar cómoda cambiarás tu manera de caminar, sentarte y acostarte.
  • Durante los nueve meses de gestación tu cuerpo siente la necesidad de aumentar tus niveles de hierro, es por ello que se te antojará todo tipo de alimentos verdes.
  • Además de la falta de hierro, durante el embarazo el organismo experimenta una carencia de calcio, es por ello que sentirás ganas de comer fragmentos de pared o yeso; ante esto es mejor acudir a tu médico.

Debes estar clara que tratar de luchar contra la naturaleza sólo nos generará frustración, por ello en Facemamá.com te presentamos paso a paso como aceptar de la mejor manera los cambios físicos en el embarazo y una serie de consejos para que disfrutes el periodo de convertirte en madre.

Primer paso: aceptar los cambios

Es importante que como mujer seas consciente del maravilloso momento que estás viviendo, y no trates de pasar nada por alto. En la perspectiva de la vida de una persona, el embarazo dura muy poco, entonces es importante disfrutarlo.

Segundo paso: a disfrutar el embarazo

Luego de aceptar los cambios físicos en el embarazo que sufrirás durante los próximos meses, es momento de picarte a disfrutar el proceso de ser madre.

Tercer paso: observar el proceso

Es momento de observar cada cambio. Puedes mirarte en el espejo e irás notando los cambios y las  transformaciones. Ojo, debes dejar los juicios superficiales sobre la estética si no así jamás vas a ver lo maravilloso del momento, así como cuándo vemos una puesta de sol que se une con el mar. Poder mirar que en esos cambios, la vida está manifestándose, y nosotras somos las elegidas para ello.

Cuarto paso: Estar embarazada no es una limitación ni una enfermedad

Puede que durante los cambios pienses que debas dejar a un lado mucha de las cosas que realizas, pero tranquila estás embarazada no enferma, por lo cual es posible seguir con las actividades normalmente.

Consejos para vivir a plenitud tus cambios físicos.

  • Es temporal: Considera que las transformaciones, como los kilos de más, son temporales. Hay que tener paciencia en que pronto, todo volverá a la normalidad. Para ello es importante moderar la dieta y no comer por 2.
  • Lo ideal: Para nuestro experto Jorge Sandoval, gineco-obstetra del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, subir entre 9 y 12 kilos es lo ideal durante tu embarazo. Sin embargo, este incremento dependerá del peso inicial.
  • Vitrinear: Mejor aún si es acompañada de una amiga embarazada. Por suerte, ya no sólo existe el típico y poco sentador vestido de campana. Ahora, hay ropa maternal bonita y variada. Si el presupuesto anda corto – considerando los enormes gastos que se vienen – siempre existirá alguna picada que una buena amiga nos recomiende.
  • Seguir siendo femeninas: Es fundamental el auto-cuidado y que te consientas. Es normal que pueda aparecer cierto grado de acné, que se puede tratar con el apoyo de un dermatólogo. Se puede realizar un spa en casa. No es tan caro. Hacerse una limpieza de cutis, aplicarse mascarillas en la cara ya sea de palta (aguacate) o pepino. Se puede hacer una exfoliación del cuerpo. Hay cientos de recetas de belleza caseras en Internet. Es importante que como mujer no sólo te identifiques con tu estado actual de embarazada, sino que también con la mujer en toda su esencia (arquetipo de Venus, la amante).
  • Vida sexual: Puede, en la mayoría de los casos, mantenerse tal como antes e incluso mejorar. Es normal que haya cambios en la líbido tanto a favor como en contra que deben discutirse con la pareja.

Siempre es importante recordar que tu cuerpo está al servicio de un bien superior: el nacimiento de una nueva vida, así que vive cada uno de los cambios físicos en el embarazo como te sientas más cómoda y feliz.


embarazo maravilloso
Te puede interesar:

Cómo vivir un embarazo maravilloso