Aeróbic acuático para embarazadas

La mayoría de los médicos recomiendan un programa de ejercicios de bajo gasto energético para las mujeres embarazadas. Para muchas, el ejercicio parece facilitar el parto, el tiempo de recuperación y la baja de los kilos ganados en los meses de gestación, por lo que el aeróbic acuático para embarazadas puede ser una excelente opción.

Experto: Jorge Sandoval, ginecólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile

El ejercicio en el embarazo no sólo mantiene el cuerpo en forma, sino que también aumenta la circulación, la flexibilidad, la masa muscular y la resistencia. “Bajo gasto energético” se refiere a aquellos que son más fáciles y cómodos para las articulaciones, especialmente en tobillos y rodillas, que tienen la mayor carga de peso. Además, por la retención de líquidos se agarrotan las articulaciones, las que recuperan la movilidad con los movimientos.

Si no estás haciendo ejercicio y deseas un programa que pueda ser cómodo, una excelente opción es la gimnasia en el agua o aeróbic acuático. “Por supuesto, cualquier modalidad que se escoja debe ser discutida con el médico y realizada bajo supervisión de un kinesiólogo o un profesor de Educación Física con experiencia”, comenta el ginecólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, doctor Jorge Sandoval.

El ejercicio y la recuperación física

La gimnasia en el agua y el agua terapia han sido por siglos tratamientos para muchas dolencias. Desde los antiguos romanos y griegos que los utilizaban en balnearios y manantiales calientes. El calor y la compresión del agua en los músculos y las articulaciones del cuerpo se consideran muy terapéuticos. Para muchos, el agua es ideal para la recuperación y rehabilitación después de cirugías.

Es fácil, seguro y beneficioso tanto para principiantes como avanzados, ya que no es necesario ser un nadador para comenzar en la parte menos profunda de la piscina. La mayoría de las clases de gimnasia en el agua se llevan a cabo en una piscina cubierta, donde la profundidad y la temperatura son fáciles de controlar y a medida que se avanza, puedes ir aumentando la profundidad. La gimnasia en el agua también es buena para después del parto, ya que ayuda a recuperar la tonicidad muscular.

¿Por qué el agua?

La gimnasia en el agua no es sólo un entrenamiento cómodo, sino también completo. Si caminando durante 30 minutos quemas 135 calorías, cuando caminas en agua por la misma cantidad de tiempo quemas 264 calorías, debido a la resistencia que ejerce el agua.

El doctor Sandoval explica que “los ejercicios en el agua permiten evitar la presión sobre las articulaciones debido al mayor peso. Se obtienen los beneficios sobre el cuerpo y los aspectos de salud mental del ejercicio sin los riesgos asociados a un esfuerzo mayor. La actividad muscular no cansa tanto a la embarazada como si la hiciera fuera del agua”. La resistencia del agua aumenta la fuerza y ayuda a utilizar tu musculatura ya sea empujando o tirando con las extremidades. Existen muchos equipamientos que se utilizan y que facilitan este proceso. Hay aletas, para manos y pies, y pesos diseñados para su uso en el agua.

La temperatura del agua de la piscina crea un lugar cómodo y relajante para el ejercicio, ya que proporciona ligereza debido a la reducción de la fuerza de la gravedad y hace que te sientas más ligera y con menos tensión en tu cuerpo. Lo ideal es que no esté muy fría ni muy caliente, sino que se mantenga cercana a los 30 °C, para que no sea peligroso ni para la mamá ni el bebé.

¡Aprovecha al máximo los beneficios!

  • Hazlos con regularidad: por lo menos tres veces a la semana con 20 minutos cada sesión.
  • Comienza lentamente y ve aumentando de manera gradual. Esto no sólo es más cómodo, sino también más seguro.
  • Bebe abundante agua durante tus ejercicios. Recuerda que el sobrecalentamiento y la deshidratación son perjudiciales tanto para ti como para tu bebé.
  • Usa ropa adecuada para sentirte cómoda mientras ejercitas, que no sea ni demasiado pequeña ni demasiado grande, ya que ambas pueden obstaculizar tu movimiento y hacerte sentir incómoda.
  • Espera hasta tener tu ritmo de mujer embarazada. Hay cambios en tu cuerpo que hacen que el equilibrio y la flexibilidad sean complicados.
  • Escucha a tu cuerpo. Si muestras signos de fatiga o mareo, para inmediatamente. Otras condiciones físicas a las que debes estar atenta son los dolores de cabeza y calambres.

Las clases de gimnasia en el agua se pueden encontrar en la municipalidad o en algún club de tu comuna. Si todavía tienes dudas sobre estas clases, observa una para ver si los ejercicios son lo suficientemente cómodos y adecuados para ti.

1, 2, 3, ¡al agua!

Daniela Backit tiene ocho meses de embarazo y realiza gimnasia en el agua desde los seis, cuando el doctor le dio permiso para realizarla.
“Empecé a hacer gimnasia en el agua porque yo siempre he practicado gimnasia y durante los primeros meses de embarazo no pude hacerlo. Cuando uno está mucho tiempo sin moverse, los músculos y tu cuerpo se tensan y se ponen rígidos. Pero en el agua la cosa cambia y te puedes estirar y relajar mientras te estás ejercitando. Yo lo hice más por una cosa de mantenerme activa más que para no subir tanto de peso. He sentido los beneficios más en el tema del peso porque en el agua no pesas, entonces te puedes mover con más facilidad. La semana pasada estuve en la playa, y a pesar de eso no era lo mismo, yo lo único que quería era estar en clases de nuevo para poder estirarme. Ha sido una experiencia muy buena, me siento cómoda, me relajo y ojalá todas las embarazadas pudieran realizar este tipo de clases porque finalmente son súper beneficiosas”.

Keren Henigman practicó gimnasia en el agua y pilates durante todo su embarazo, pero ahora que está en sus últimas semanas, su doctor le recomendó que siguiera haciendo gimnasia en el agua.
“Lo mejor de practicar esto es que el cuerpo se aliviana y ya no lo sientes tan pesado, a mi me recomendaron gimnasia en el agua porque es de bajo impacto pero aún así te mantienes en movimiento. Yo creo que lo que más me ha aliviado ha sido la espalda, acá se estira y las piernas también, entonces es increíble lo que te relajas. Durante el embarazo la zona de la espalda se siente muy tensa y en el agua es el único lugar donde te alivias completamente. Yo ya estoy a punto de tener la guagua, ya no puedo ni manejar sola, pero aún así mi médico me aconsejó que siga viniendo hasta donde más pueda porque la gimnasia en el agua hace muy bien al embarazo, ejercitas la musculatura, te da la movilidad que “en tierra” ya no tienes y, al mismo tiempo, te llenas de energía. Es una experiencia muy satisfactoria porque compartes con otras embarazadas y si tienen el permiso para hacerlo, yo lo recomiendo de todas maneras”.

Pilar Álvarez realizó gimnasia en el agua mientras estaba embarazada de cuatro meses. Su hijo ya tiene 10 meses y decidió continuar con actividad física en el agua hasta el día de hoy.
“Yo siempre hice algo de gimnasia, pero cuando me enteré de que estaba embarazada me puse muy ansiosa, como que quería hacer todo bien: seguir trabajando, alimentarme sanamente, hacer ejercicio, comprar las cosas para la guagua y empecé a ponerme muy nerviosa. Entonces, una amiga me recomendó la gimnasia en el agua para embarazadas, y es muy útil porque la puedes hacer hasta el final del embarazo cuando más cansada y nerviosa te sientes. Para mí fue una experiencia muy buena, porque no sólo me aliviaba los dolores de espalda y de piernas, sino que me daba una sensación muy gratificante porque sentía que hacía algo por mí y por mi hijo, y también me calmaba la ansiedad, sentía que mientras hacía gimnasia en el agua estaba controlando el aumento de peso, me mantenía en movimiento, me distraía, conversaba con otras mujeres que vivían lo mismo que yo y todo eso me daba tranquilidad mientras esperaba la llegada de mi hijo. No sé si habrá una relación directa, pero hizo que mi parto fuera muy rápido, mi hijo se encajó cuando tenía que hacerlo, no sentí muchos dolores, pude recuperar mi peso y figura rápido. Entonces yo creo que al hacer bien las cosas, la gimnasia en el agua termina siendo el broche de oro para disfrutar al máximo el embarazo. Así que por eso, sigo yendo a hacer gimnasia en el agua, a nadar un par de veces a la semana y lo mejor, es que como tu cuerpo cambia, en el agua vuelves a sentirte cómoda, libre y fresca para realizar ejercicios que en otro tipo de clase te resultaría incómodo y tedioso”.

Datos de Facemama.com: Gimnasia en el agua para embarazadas

1.- Centro Acuático Rayuela
Las clases están indicadas especialmente para embarazadas, tienen una hora de duración y el objetivo es preparar la musculatura para el parto y aliviar las molestias propias de esta etapa.
Precio: $40.000 mensual más $10.000 de matrícula (3 veces por semana). (*)
Teléfono: (02) 2111834
Dirección: Av. Colón 8075, Las Condes

2.- Spa Mund
Las clases son de lunes a viernes a las 8:00, 9:00 y 10:00 hrs. Los lunes, miércoles y viernes. También realizan clases a las 20:00 hrs.
Precio: $77.400 mensual. (*)
Teléfono: (02) 6780200
Dirección: Cardenal Belarmino 1075, Vitacura

3.- Asociación Cristiana de Jóvenes
Las clases son los martes y jueves de 16:00 a 16: 45 hrs. Están a cargo de un profesor que guía los ejercicios.
Precio: $ 31.500 mensual. (*)
Teléfono: (02) 6965106
Dirección: Compañía 1390, Santiago

4.- Club 140
Incluye 12 clases repartidas en 3 clases por semana.
Precio: $39.000 mensual más $10.000 de matrícula. (*)
Teléfonos: (02) 5313513
Dirección: Av. Central 140, Maipú

5.- Matronatación
Se hace en la piscina de Medssport (Mall Sport)
Teléfono: (02) 2277089
Dirección: Av. Las Condes 13.451, Las Condes.

6.- Mamá Activa
Servicio a domicilio en el sector oriente y, si tienes piscina, podrás practicar gimnasia acuática para embarazadas. Se hacen hasta 3 clases por semana.
Precio:$11.500 por cada clase de 50 minutos de duración. (*)
Teléfono: (08) 4117663

7.- Sport Life, sede Ñuñoa
Son dos veces a la semana, martes y viernes, de 19:00 a 20:00 hrs.
Precio: si eres socio son $35.000 mensual. (*)
Teléfono: (02) 2774036
Dirección: Av. Simón Bolívar 4509, Ñuñoa

(*) Los precios son sólo de referencia. Las tarifas deben ser consultadas en los lugares de interés.


Relacionados

tomar plantas medicinales durante el embarazo
Te puede interesar:

¿Podemos tomar plantas medicinales durante el embarazo?