Inicio > Embarazo > Aborto

Pérdida del bebé Aborto

El comienzo del embarazo siempre es más riesgoso para sufrir abortos espontáneos. En Facemamá, te explicamos todo acerca de éstos y te presentamos los síntomas para que sepas cuándo es probable que estés sufriendo un aborto.

 

Abortos espontáneos

Los abortos espontáneos no son algo inusual ni preocupante desde el punto de vista médico, ya que se estima que entre un 15 y un 20 por ciento de todos los embarazos pueden terminar en esta situación. Las estadísticas demuestran que el 75% de éstos ocurren durante las primeras doce semanas de embarazo.

Generalmente la principal causa de los abortos espontáneos, durante el primer trimestre del embarazo, se debe a alguna anormalidad cromosómica. Sin embargo, no son el único factor que podría causar un aborto espontáneo.

Uno de los signos de una inminente pérdida del embarazo es el sangrado vaginal, que usualmente irá cambiando de color, pasando de un café oscuro hasta llegar a un rosado o rojo. Otro signo importante es la disminución en el tamaño y en la sensibilidad de los pechos.

Es posible que al padecer un aborto espontáneo se experimenten fuertes calambres, que cada vez irían incrementando su intensidad, acompañados de abundante hemorragia vaginal.

Aborto precoz espontáneo

Un aborto espontáneo, durante las primeras semanas de embarazo, es mucho más frecuente de lo que se piensa, pues esto ocurre en uno de cada tres primeros embarazos. Suele suceder porque hay algo mal en el feto o porque se ha implantado de forma incorrecta. Un aborto precoz espontáneo puede no ser muy doloroso, aunque es posible que sienta fuertes dolores, semejantes a los menstruales. Además, emocionalmente sufrirá una gran decepción y padecerá repentinos cambios hormonales que pueden convertirla en una persona muy emotiva.

Aborto con gestación avanzada

Se produce entre las semanas 13 y 24 de embarazo debido a problemas placentarios o a un cuello del útero débil que se abre bajo el creciente peso del feto. Tendrá un pequeño parto para expulsar al feto y recibirá los calmantes necesarios.

Bebé nacido muerto

Perder a un bebé que está a término o casi a término es una experiencia muy difícil de sobrellevar. Actualmente, si los padres lo desean, se les entrega el bebé para que le den un nombre y le hagan un funeral.

Aceptar la pérdida

Cualquiera sea la razón de su pérdida será necesario analizar cuidadosamente su problema. Se trata de un duelo que se puede complicar por sentimientos de culpa hacia usted misma, su pareja o el médico. Pidan al profesional que les explique las razones de la pérdida, pero acepten que es posible que nadie sepa a ciencia cierta por qué ocurrió. Pero es necesario mirar hacia el futuro. Muchas parejas que perdieron un bebé han sido orgullosos padres de un próximo bebé sano.

¿Cómo lograr quedar embarazada luego de haber sufrido un aborto espontáneo?

Si la mujer tiene problemas para quedar embarazada luego de haber sufrido un aborto espontáneo, es importante recurrir a un especialista, quien a través de una serie de análisis podría determinar qué factores estarían causando sus pérdidas. Actualmente existen varias soluciones y tratamientos médicos que podrían mejorar sus posibilidades de quedar embarazada y que, a su vez, podrían resolver la mayor parte de los problemas considerados como causantes de los abortos espontáneos.

Desde el punto de vista emocional y psicológico, el hecho de sufrir múltiples abortos espontáneos podría ser sumamente devastador y difícil de afrontar para muchas parejas. Los problemas físicos pueden solucionarse en muchos casos y preparar a la madre para concebir sin dificultad, pero nadie puede asegurar que esté mentalmente preparada para quedar embarazada nuevamente y volver a afrontar los temores de perder otro embarazo.

Por esto es esencial que se tome todo el tiempo que considere necesario para superar emocionalmente su pérdida y estar lista y fuerte, tanto física, como psicológicamente para poder lidiar con otra potencial pérdida.

Es recomendable acudir a algún grupo de apoyo en donde pueda hablar con otras mujeres, así como con otras parejas que también hayan pasado por la misma situación. A veces suele ser necesario acudir a un psicólogo que pueda tratar su problema de manera individual o junto a su pareja y hablar de sus sentimientos abiertamente.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV