¿La menstruación deja de bajar por estrés?

La menstruación deja de bajar por estrés

La menstruación o período, es el sangrado vaginal de manera normal que le ocurre a una mujer en su ciclo mensual, su cuerpo mensualmente se preparada para un posible embarazo y si esto no ocurre, el útero se desprende de su recubrimiento, dando paso así a la sangre menstrual que sale del cuerpo a través de la vagina.

En muchas ocasiones el ciclo menstrual de una mujer se ve afectado directamente por los trastornos en el sistema nervioso. El estrés incide directamente en las hormonas femeninas alterando su ciclo menstrual.

El estrés crónico es el responsable primordial de muchas alteraciones en nuestro organismo, el primer síntoma que produce es el retraso del período o menstruación, pero este no es el único. A continuación te explicaremos cómo tu ciclo menstrual se ve afectado tanto por los nervios como por el estrés.

Efectos de los nervios y estrés en el ciclo menstrual

Durante tu ciclo menstrual, existen cambios en tu estado de ánimo, debido a la relación que existe entre los sistemas hormonales y la comunicación entre las neuronas, esto es totalmente normal y puedes observar que te encuentras más irritable, con nerviosismo, sensible emocionalmente y con poca capacidad de conciliar el sueño.

Todos esto síntomas se agudizan con la presencia de situaciones que generan estrés, creando en la mujer altos niveles de ansiedad, ocasionando la liberación de hormonas que a su vez interfieren con aquellas hormonas involucradas en el ciclo menstrual, originando finalmente irregularidades en los ciclos menstruales, logrando que este se retrase o baje durante un corto tiempo.

Si se sufre estrés durante la menstruación, el dolor en la parte baja del abdomen aumenta, al igual que la hinchazón. Aumenta en cansancio y la somnolencia durante el día, aun cuando hayas dormido un largo tiempo.

Cómo actuar ante los nervios y el estrés

Cuanto más estés preocupada por la ausencia de tu período menstrual,  creas más ansiedad (estrés) y en consecuencia contribuyes a que esta situación no se normalice.

En este caso, lo mejor que puedes hacer para controlar tu ansiedad es ocuparte con actividades diversas como hacer ejercicios, leer un libro, pasear un rato, escuchar música relajante, practicar alguna técnica de relajación (yoga o pilates), entre otras, todo esto te ayudará a disminuir los niveles de estrés, ansiedad, lo síntomas premenstruales y así te sentirás mucho mejor con tu entorno y contigo misma.

Temas: , ,

cómo son los padres modernos
Te puede interesar:

¿Cómo son los padres actuales?