Alimentación en el embarazo ¿qué no debes comer?

Beneficios de ser vegano

Se aconseja que no comas pescados o mariscos crudos, carnes o pollo mal cocido, peces con alto contenido de mercurio ni quesos blandos. 

Para tener una buena alimentación en el embarazo, es importante que sigas estás recomendaciones, sobre comidas que debes evitar durante la gestación.  El experto Juan Pedro Kusanovic, gineco-obstetra de la Red Salud UC nos habló al respecto.

Alimentación en el embarazo, lo que debes evitar comer.

Productos del mar

Es recomendable que no comas pescados o mariscos crudos o mal cocidos (choritos, almejas, entre otros), peces con alto contenido de mercurio, como el tiburón, la albacora, caballa y el blanquillo. También, pescados en conserva, ahumados, o que no han sido pasteurizados ni refrigerados, y no más de 1 porción de atún enlatado. Consume semanalmente hasta 2 porciones de pescados con bajo contenido de mercurio, como salmón o lenguado.

Carnes

Para tener una buena alimentación en el embarazo es necesario tomar en cuenta que las carnes y aves no debes comerlas crudas o mal cocidas, tampoco los embutidos de cualquier tipo (jamón, pavo, salchichas, mortadela, jamón serrano, paté, etc.) ni los embutidos secos o ahumados crudos, como el salame y el chorizo, a no ser que sean calentados hasta que les salga vapor.

Asimismo para una buena alimentación durante el embarazo, evita el huevo crudo o mal cocido, la masa cruda (de pasteles o queques) que contenga huevos, los postres o salsas caseras que contengan huevos crudos (merengue, mayonesa, mousse de chocolate y aderezo tipo César). Cocina los huevos hasta que la yema esté firme.

Lácteos

No consumas quesos blandos no pasteurizados (como el queso Brie, Camembert, queso azul, entre otros). Al comprar quesos blandos verifica en la etiqueta que estén hechos con leche pasteurizada. Según el gineco-obstetra de la Red Salud UC, Juan Pedro Kusanovic, es recomendable poner atención con los lácteos -sobre todo si son fabricados en forma artesanal- para prevenir enfermedades como la listeriosis. «La listeria es una bacteria que se aloja principalmente en la leche y en sus derivados, por lo tanto, lo ideal es consumir productos de marcas reconocidas, que cuenten con la certificaciones correspondientes y que hayan sido almacenados en buenas condiciones», indica.

Verduras

Otras comidas que debes evitar en tu alimentación durante el embarazo son las ensaladas preparadas hace muchas horas (sobre todo si contienen huevos, pollo, jamón, camarones o pescado), comida de buffet o picnic que haya estado afuera sin refrigerar por más de 2 horas (o más de 1 hora en un día de calor) y brotes de alfalfa u otras semillas, o cualquier verdura sin lavar, particularmente lechuga y repollo.

«Las hortalizas deben ser muy bien lavadas y quienes van a comer afuera, es preferible que lo hagan en lugares que estén certificados, que se vean limpios y donde las personas que reciben el dinero no sean las mismas que manipulan los alimentos», aconseja el doctor Kusanovic.

Te recomendamos que mantengas las comidas frías de un buffet sobre hielo. Las comidas calientes deben estar casi hirviendo (humeantes). Pela las frutas y verduras, dejándolas en remojo con unas gotas de cloro y luego lávalas bien.

Bebestibles

En cuanto a las bebidas alcohólicas Kusanovic, recalca que la recomendación es no consumirlo. «Si la paciente desea tomar algo, tendría que ser, como máximo un vaso de vino». Tampoco se recomienda la leche cruda o sin pasteurizar, jugos sin pasteurizar o que se venden como «recién exprimidos».

Si hablamos de consumo de cafeína en la dieta de alimentación en el embarazo, hay que limitarlo a no más de 200 miligramos al día (no más de 1 y 1/2 taza) no olvides que muchos tés, sodas, chocolates, bebidas energéticas y helados también contienen cafeína. Por último, antes de exprimir frutas para preparar jugos, lávalas bien.

 

Temas: , ,

Miedos de ser madre
Te puede interesar:

¿Seré buena madre?