Microsomía en el bebé

La microsomía en el bebé es una condición donde el tejido de la cara no se desarrolla completamente, puede ocurrir solo en una parte o en la cara completa, afectando las zonas auditiva, oral y mandibular e incluso en ocasiones también al cerebro.
Microsomía en el bebé

La microsomíaen el bebé, también es denominada microsomía hemifacial (HFM), pero también es conocida bajo los siguientes términos:

  • Síndrome de Goldenhar.
  • Síndrome del arco branquial.
  • Síndrome facio-aurículo-vertebral.
  • Espectro óculo-aurículo-vertebral.
  • Displasia facial lateral.

Existen varios tipos de microsomía hemifacial que difieren dependiendo de la gravedad del trastorno, estos pueden ser leves o graves.

En los casos más graves no se desarrollan por completos las siguientes áreas de la cara:

  • Los dientes
  • Los maxilares superiores e inferiores
  • La parte lateral del cráneo
  • El oído medio y externo
  • El espesor del tejido de las mejillas
  • Y algunos nervios que permiten el movimiento facial

En los casos leves, se ven afectadas solo parte de algunas de estas áreas y es en menor proporción.

Los casos de microsomía hemifacial en su mayoría son hereditarios y se dan bajo los siguientes patrones:

  • Gen autosómico dominante: En este caso se necesita de un gen para que se haga presente la microsomía, el cual es transmitido por la madre o por el padre hacia el hijo, con un 50 por ciento de riesgo en cada embarazo, independientemente del sexo del bebé, pues esto afecta de la misma manera a ambos sexos y en el hijo el gen se manifiesta en mayor proporción.
  • Gen autosómico recesivo: Aquí se necesitan de dos genes para que se de la microsomía, es decir un gen es heredado por la madre y el otro gen por el padre, teniendo cada uno un 25 por ciento de riesgo en cada embarazo y al igual que en el caso anterior ambos sexos se ven afectados de igual forma.
  • Multifactorial: En este la microsomía se hereda a través de muchos factores, que pueden ser tanto genéticos como ambientales. En los rasgos hereditarios multifactoriales los niños se ven más afectados que las niñas.

Es importante señalar que la microsomía en el bebé es diagnosticada tras un completo examen físico realizado por una genetista y una investigación de los antecedentes médicos. No existe un examen de sangre que determine esta condición, pero si se puede dar un diagnostico más preciso realizando estudios especializados como: una radiografía en la cabeza y una tomografía computarizada.

En caso de que su hijo presente microsomía hemifacial es recomendable acudir al grupo de especialistas necesario (oftalmólogo, genetista, ortodoncista, otorrinolaringólogo, cirujano plástico, entre otros), quienes tras estudios especiales determinaran el tratamiento que requiere según la gravedad que presente.

Temas: , ,

cómo cuidar los ojos del bebé
Te puede interesar:

Cuidado e higiene de los ojitos de tu bebé