Remedios caseros para pies hinchados durante el embarazo

Cambios en la piel con el embarazo

Durante el proceso de gestación es normal que los pies y los tobillos se hinchen, sobre todo después del tercer mes de embarazo.

La hinchazón de los pies durante el embarazo es causada por la retención de líquidos, el aumento de volumen sanguíneo y la mala circulación de la sangre de las venas hacia las piernas, debido al crecimiento del útero.

  • Masajes

Los masajes ayudan a reactivar la circulación de la mujer embarazada, antes de comenzar a masajear los pies sumérgelos en un cubo con agua tibia y coloca esencias de salvia, lavanda o romero, después que los pies hayan reposado en el agua por 10 minutos empieza a masajearlo con cuidado, comenzando por los tobillos hasta llegar a los dedos.

  • Inmersión en agua tibia con sal

La sal disuelta con agua tibia es un buen desinflamatorio, solo tienes que dejar los pies sumergidos durante 30 minutos hasta sentir que se han relajado.

  • Inmersión en agua tibia con harina de avena

Es otra buena opción porque aparte de reducir la hinchazón, sirve para quitar impurezas de la piel.

  • Mantén los pies elevados

Mantenerlos elevados mientras estés descansando o durmiendo te ayudará a reducir la inflamación, debido a que en esta posición se favorece la circulación de la sangre.

  • Realiza ejercicios

Realiza ejercicio moderado para activar la circulación y reducir la hinchazón de los pies, caminar diariamente y hacer yoga es una buena opción para tu salud y la del bebé.

Si la mujer gestante se mantiene en un peso correcto, tiene menos probabilidades de que sus pies se inflamen, de igual manera beber abundante agua es fundamental para controlar la retención de líquidos, si la madre expulsa de su cuerpo el líquido necesario, le ayudará a disminuir la hinchazón de pies y tobillos.

Temas: , , , ,

Kilos en el embarazo
Te puede interesar:

¿Cuántos kilos puedo aumentar en el embarazo?