Pruebas para detectar el Síndrome de Down y anomalías en el embarazo

Pruebas para detectar anomalías en el embarazo

Los primeros meses de gestación están llenos de ilusión y felicidad, pero en cualquier momento pueden comenzar las inquietudes en las futuras madres, ya que ellas querrán asegurarse de que el bebé se desarrolla de forma correcta, algo que gracias a los avances médicos hoy se puede lograr.

Algunos especialistas en ginecología aseguran que a través de pruebas prenatales se puede detectar si el pequeño viene con Síndrome de Down u otras anomalías.

Pruebas prenatales que permiten detectar anomalías en el embarazo

Antes de optar por una prueba prenatal es importante que tomes en cuenta que no todas son igual de fiables, y algunas tienen cierto grado de riesgo para la futura madre y para el bebé. Por ello es vital que antes de someterte a un examen detector evalúes cuál es la mejor manera de verificar las condiciones del niño:

  • Prueba de traslucencia nucal para detectar síndrome de Down

Esta prueba es similar a una ecografía realizada con ultrasonidos. Durante el proceso el doctor medirá el grosor del pliegue nucal y comprobará si se encuentra entre los valores que podrían suponer un indicio de anomalías genéticas. Esta prueba no representa ningún riesgo para la embarazada o el bebé.

  • El Triple Screening

Se recomienda a todas las futuras madres porque es una prueba no invasiva, lo que significa que ni la madre ni el bebé corren riesgo.  Además se hace en el primer trimestre de embarazo, lo que permite descartar el síndrome de Edward, Síndrome de Turner, o Síndrome de Smithl-Lemli-Opitz y defectos del tubo neural, entre otros.

  • Biopsia de Corion o biopsia de las vellosidades coriónicas

Esta prueba se puede realizar entre la semana 11 y 13 de embarazo, y sirve para detectar anomalías cromosómicas y de ADN.

  • Amniocentesis

Se realiza en la semana 15 de gestación y consiste en extraer mediante una punción abdominal una muestra del líquido amniótico que rodea al bebé. Detecta diferentes anomalías como el síndrome de Down, de Edwards o de Turner. Esta prueba puede conllevar a ciertos riesgos (aborto espontáneo) por lo que se hace necesario platicar con un especialista antes de tomar una decisión.

Estas son algunas de las pruebas que pueden ayudarte a detectar anomalías en el bebé, te invitamos a consultar con tu médico de cabecera cuál es la mejor opción para ti.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Pilates en el embarazo