Nuevos hábitos en el embarazo: Cuidados y recomendaciones en esta etapa

cambios en el embarazo

El ginecólogo, José Poblete, destaca la importancia de adquirir nuevos hábitos en el embarazo y ofrece recomendaciones para cuidar de forma óptima la salud durante esta etapa especial.

Durante el embarazo, el organismo de una mujer experimenta cambios significativos y requiere una mayor atención y cuidado. Es fundamental alimentarse adecuadamente para satisfacer las necesidades nutricionales tanto de la madre como del bebé en desarrollo.

Alimentación adecuada

Alimentación adecuada

Durante el embarazo, el aumento de la demanda energética del organismo hace necesario ajustar la alimentación.

Sin embargo, es importante aclarar que el embarazo no es sinónimo de «comer por dos«. La clave está en comer para satisfacer las necesidades nutricionales y escuchar los señales del hambre.

Según el estado nutricional, se recomienda programar un incremento de peso entre 7 y 14 kilos, que corresponde principalmente al crecimiento del bebé, el útero y el líquido amniótico.

“Algunos de los cuidados recomendados para la embarazada se relacionan con la mayor atención que deben poner las embarazadas con su alimentación,  según su estado nutricional, deben programar un incremento de peso entre 7 y 14 kilos de peso, lo que corresponde en gran medida al bebé, al útero y al líquido amniótico”.

Explica José Andrés Poblete.

Para lograrlo, se aconseja consumir comidas pequeñas y nutritivas con mayor frecuencia a lo largo del día. Esto es especialmente importante a medida que el embarazo avanza, ya que la capacidad gástrica se reduce.

Algunos alimentos saludables para tener a mano incluyen frutos secos, torta de arroz, tostadas, frutas duras, queso bajo en grasa, yogurt, verduras y frutas frescas.

Cuidado corporal

Cuidado corporal

Durante el embarazo, las hormonas tienen un impacto significativo en el cuerpo, incluyendo los dientes, el cabello, las uñas y la piel. Es importante entender que es normal experimentar algunos cambios temporales en estas áreas.

En relación a los dientes, la progesterona puede ablandar las encías, lo que puede provocar sangrado. Es recomendable visitar al odontólogo al comienzo del embarazo y asegurarse de informar sobre el estado de embarazo para evitar el uso de rayos X que podrían ser perjudiciales para el desarrollo del embrión.

En cuanto al cabello, es posible que experimentes cambios en su textura, como rizado si es liso, y viceversa.

Además, el embarazo tiende a prolongar la fase de crecimiento del cabello, haciendo que el pelo fino se vuelva más grueso y fuerte, mientras que el cabello grueso puede volverse seco e inmanejable.

En relación a las uñas, es común que crezcan más rápido durante el embarazo, pero también pueden volverse quebradizas. Se recomienda mantener las uñas cortas y utilizar cremas hidratantes para evitar que se resequen.

La piel también puede experimentar cambios durante el embarazo. Los estrógenos pueden conferirle un brillo especial, sin embargo, la piel seca tiende a volverse aún más seca y la piel grasa puede volverse más aceitosa.

Se recomienda mantener la piel adecuadamente hidratada para minimizar estas incomodidades.

Mejores hábitos en el embarazo

Mejores hábitos en el embarazo

Durante el embarazo es importante adoptar hábitos saludables para una gestación óptima. Aquí te presentamos algunas recomendaciones:

  • Aliméntate bien: Consumir una dieta equilibrada es fundamental para obtener los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé y para el cuerpo de la madre. Se recomienda aumentar la ingesta de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, lácteos, carnes magras y grasas saludables.
  • Realiza actividad física: Mantenerse activa puede mejorar la circulación, reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo durante el embarazo. Se sugieren ejercicios moderados y adaptados a cada periodo de embarazo, por ejemplo, caminatas suaves, natación, yoga o pilates.
  • Controla el aumento de peso: Durante el embarazo es normal aumentar de peso, pero se recomienda un aumento controlado y gradual. Consulta con tu médico la cantidad de kilos que podrías subir, ya que el peso excesivo puede afectar la salud de la madre y el bebé.
  • Descansa lo suficiente: El sueño es esencial para recuperar la energía y asegurar un desarrollo adecuado del feto. Se recomienda dormir entre 7 y 8 horas por noche y, en caso de precisarlo, hacer pequeñas siestas durante el día.
  • Evita el consumo de alcohol: El alcohol puede tener efectos perjudiciales en el desarrollo del feto. Se recomienda evitarlo por completo durante el embarazo.
  • No fumes: Fumar durante el embarazo puede aumentar el riesgo de complicaciones, incluyendo aborto espontáneo, parto prematuro, bajo peso al nacer, problemas respiratorios y otros.
  • Visita al médico regularmente: Las consultas prenatales periódicas son indispensables para garantizar la salud de la madre y el bebé. Durante estas citas, el médico controla el peso, la presión arterial, el crecimiento fetal y otros aspectos relevantes.

Adapta los nuevos hábitos en el embarazo, pero a tu propio ritmo

Adapta los nuevos hábitos en el embarazo, pero a tu propio ritmo

Cada mujer y cada embarazo es diferente, por lo que es fundamental adaptar los nuevos hábitos a tu propio ritmo y necesidades. Lo más importante es escuchar y cuidar de tu cuerpo, así como seguir las recomendaciones de tu médico.

Recuerda que el embarazo es una etapa especial en la vida de una mujer, y adoptar hábitos saludables puede contribuir a una experiencia más tranquila y satisfactoria tanto para la madre como para el bebé.

Temas: , , , ,

Restricción del crecimiento intrauterino
Te puede interesar:

Restricción del crecimiento intrauterino