30 semanas de embarazo

30 Semanas de Embarazo: Comienza la cuenta regresiva

Desde las 30 semanas de embarazo comienza la cuenta regresiva para que tengas a tu bebé en tus brazos. Pero debes continuar disfrutando de las próximas 10 semanas pues tu hijo sigue creciendo dentro de ti y tu cuerpo lo sentirá aún más.

A partir de ahora debes prestar mucha más atención a lo que comes para evitar ardores, molestias en tu barriga y retención de líquidos que pueden ocasionar edemas en los tobillos.

El desarrollo de tu bebé

  • Mide 39 cm aproximadamente (casi 16 pulgadas).
  • Su peso es alrededor de 1,4 kilos.
  • El hígado, el estómago y el intestino van asumiendo sus funciones.
  • El sistema nervioso se encuentra finalizando su maduración.
  • El diámetro de su cabeza es mayor al de su abdomen.
  • Comienzan a borrarse las arrugas de su piel.
  • Sus huesos están desarrollados, pero aun son flexibles y blandos.

Cambios en tu cuerpo

  • Es común que aparezcan más estrías en tu cuerpo, en especial en zonas como tus pechos y tu vientre, por ello te recomendamos utilizar algunas cremas antiestrías, reafirmantes de cuerpo o de mamas. Lo ideal es aplicarlas en las zonas afectadas a partir de un masaje suave y con movimientos circulares ascendentes, dos veces al día –mañana y noche– con el fin de aumentar la circulación.
  • Durante esta semana verás como brota calostro (sustancia que antecede a la leche materna) de tus senos, esto es algo muy común, y no debes apretar para que salga más. Considera importante que conversar con tu doctor sobre los cuidados que debes darle a tus pezones, y así prepararte para amamantar a tu bebé sin complicaciones.
  • Tu cadera y pelvis se están ensanchando para darle cabida a tu bebé que crece rápidamente. Notarás cuando te golpee con sus pies en el diafragma y las costillas, aunque pronto se volteará y te sentirás más aliviada.
  • Puede que a partir de ahora comiences a percibir retraimientos del útero que se ocasionan desde la sexta semana pero que sentirás desde esta etapa. Sin embargo, aunque es normal y no todas las mamás las sufren, debes hablar con un especialista si estas contracciones superan las cinco en una hora.
  • En esta etapa ya tu barriga ha crecido de forma considerable, por ello es necesario que entregues un cuidado especial a tu espalda y mantengas una postura adecuada para evitar dolencias.

¿Cómo te sientes?

Las molestias típicas del tercer trimestre, junto con los cambios hormonales, podrían causarte una inestabilidad emocional, como quizá percibiste en los primeros meses del embarazo. También influye la ansiedad en torno al parto y la crianza de tu bebé.

No obstante, esta situación no es preocupante, aunque si adviertes una tristeza o enojo persistente, es mejor que lo converses con un especialista, pues cerca del 10 por ciento de las mujeres padecen depresión en el último período de su embarazo.

Tus 30 semanas de embarazo:

Esta es la semana perfecta para comenzar poner en orden tus preocupaciones y tratar de resolverlas. Tu bebé está pronto a nacer, y necesitas concentrar todas tus energías en ese maravilloso momento, por eso, es recomendable que descanses, medites o te ejercites. Puedes consultar con tu médico un plan de ejercicios adecuados para esta etapa del embarazo.

Evita la depresión

Durante la llegada del tercer trimestre de tu embarazo los cambios hormonales pueden hacerte sentir nuevamente algunas variaciones en tu estado de ánimo que, en términos simples, se presentarán como una sensación de decaimiento e infelicidad de manera transitoria o permanente y te harán entrar en depresión.

Esto es a causa de diferentes factores:

  • Cambios hormonales.
  • Antecedentes personales o familiares de depresión.
  • Problemas de pareja.
  • Haber tenido una pérdida.
  • Presentar un embarazo de alto riesgo o tener que enfrentar situaciones estresantes.

Algunos estudios hablan que de cada 10 embarazadas entre 1 y 2 padecen de depresión. Esta patología es muy seria ya que puede ponerte en riesgo a ti y al bebé.

Sin embargo existen diversos tratamientos psicológicos, psicoterapia de apoyo grupal, además de los métodos naturales como yoga y Flores de Bach, entre otros.

Para evitar la depresión, es fundamental que te relajes y trates de pensar que todo el esfuerzo valdrá la pena cuando tengas a tu bebé en brazos por primera vez.

También habla con tu pareja, familia o amigos para expresar tus miedos e inquietudes. Ellos te ayudarán y acompañarán durante el embarazo.

Si te sientes muy ansiosa, práctica algún deporte de bajo impacto, yoga o meditación. Así evitarás que la ansiedad desencadene en una depresión.

Recuerda ante todo, que cada embarazo es único y que esa persona que se está formando en tu interior depende absolutamente de tu amor y cuidados.

Los avances del bebé:

Llegadas las 30 semanas de embarazo tu bebé ya empieza la búsqueda de la posición final que mantendrá hasta nacer, gran parte de los bebés se ubican cabeza abajo, pero hay circunstancias que les impiden voltearse. Algunos por ejemplo, no desean hacerlo, o lo hacen muy tarde y el espacio en el útero es muy reducido; o bien, están enredados en el cordón umbilical, o éste es demasiado corto y no logran moverse con libertad.

Aunque ahora se encuentra suspendido en medio litro de líquido amniótico, aproximadamente, éste disminuirá medida que tu bebé vaya creciendo.

Tu hijo puede percibir las luces fuertes que están en su exterior, y además ya diferencia la luz y la oscuridad. Cuando llegue al mundo estará con sus ojos cerrados casi todo el tiempo, pero podrá reconocer los cambios de luz que se le presenten, aunque solo podrá advertir las cosas que tiene a centímetros de su rostro.

¿Cuánto ha crecido el bebé?

Al tener las 30 semanas de embarazo tu bebé mide aproximadamente 39 cm (casi 16 pulgadas) y pesa alrededor de 1,4 kilos. Sigue engordando y acumulando capas de vérnix, una grasa que regulará su temperatura corporal cuando llegue al mundo. En esta etapa, ejercita los movimientos de respiración, preparándose para su nacimiento.

ilustración 3d feto 30 semanas de embarazo

¡Disfruta tus 30 semanas de embarazo!

Sigue sintiéndote bella. Utiliza ropa cómoda, que no te quede ajustada, pero que te haga lucir hermosa. Recuerda que la maternidad resalta toda la femineidad de la mujer y nunca te sentirás más plena como cuando estás luciendo un embarazo.

Haz ejercicios circulatorios con los pies y descansa con las piernas un poco elevadas. esto te ayudará a sentirte menos cansada.

Consejos

Dile adiós a tu ansiedad por la llegada de tu bebé, sabemos que te encontrarás más inquieta y nerviosa a medida que se acerca tu fecha de parto.

Ya pronto estará entre tus brazo y podrás continuar llenándolo de amor como hasta ahora lo has hecho.

Relacionados



14 semanas de embarazo
Te puede interesar:

14 Semanas de embarazo: ¡Tu bebé ya frunce el ceño!