¿Qué es el calostro y cómo beneficia al bebé?

Qué es el calostro

Muchas mujeres no están seguras de qué esperar cuando comienzan a producir calostro, en realidad muchas no saben qué es el calostro y cómo este puede beneficiar al bebé. En este artículo les ayudaremos a desmitificar lo que bien podría ser el primer superalimento de tu pequeño.

¿Qué es el calostro?

El calostro es la leche inicial que una mujer produce a mediados del embarazo y durante los primeros días después del parto. Este fluido espeso y concentrado, que a menudo es de color dorado, tiene un volumen muy bajo y puede no parecer mucho, pero en realidad proporciona enormes beneficios a su bebé.

Durante los primeros días de la vida de un recién nacido, hay poca o ninguna necesidad de nutrición, pero existe una tremenda necesidad de acciones biológicas apropiadas y específicas que ocurran para programar el sistema inmunológico del bebé. Esto es servido por calostro.

¿Qué hace el calostro?

Una mejor pregunta podría ser, ¿qué no hace? El calostro es básicamente el primer superalimento de su bebé. El calostro contiene justo lo que un bebé necesita en las cantidades correctas: es bajo en azúcar pero alto en proteínas, y gran parte de eso está en forma de factores inmunes, como la inmunoglobulina secretora A, que está diseñada para revestir el intestino del bebé y protegerlo de las bacterias y los virus que pueden causar infección. Y eso no es todo.

El calostro también contiene vitaminas y antioxidantes liposolubles, ayuda a colonizar el intestino con lactobacilos (bacterias protectoras) y tiene un efecto laxante natural que promueve la defecación. La lactancia materna frecuente en los primeros días de la vida de su bebé puede incluso ayudar a reducir el riesgo de ictericia grave.

Con tantos beneficios, no es de extrañar que algunas personas se refieran al calostro como «oro líquido». De hecho, realmente debería considerarse más como un medicamento o la primera inmunización del bebé que como un simple alimento. La nutrición es solo una parte menor de su importancia, sigue leyendo para que continúes despejando tus dudas sobre qué es el calostro.

¿Qué sucede si tienes problemas para amamantar?

Por supuesto, es obvio que una nueva madre querría que su bebé tuviera tal protección, pero algunas mujeres podrían tener problemas para amamantar al principio. Puede haber un problema para extraer el calostro si hay demasiado estrés o si hay una desconexión en los conductos de una cirugía previa. Si ese es el caso, trabaja con un consultor de lactancia, que puede ayudarte a tomar el camino correcto: solicita hablar con uno en el hospital o encuentra uno en tu área a través de la Asociación Internacional de Consultores de Lactancia.

Oro líquido

Conocemos como calostro al líquido precursor de la leche materna, que es segregado por las glándulas mamarias en la etapa del embarazo y los primeros días posteriores al parto, y le proporciona al bebé todos los nutrientes necesarios para su desarrollo extrauterino los primeros días de vida.

La enfermera – matrona y Consultora Internacional Certificada de Lactancia de la Clínica Alemana, Paula Alarcón, sobre qué es el calostro, señala que, es la primera secreción que tomará el recién nacido del pecho, es un compuesto espeso y amarillento. Debido al beta caroteno que se segrega en la mama. “Este compuesto es importante para el neonato por su alta concentración en inmunoglobulinas, que brinda protección y permite la colonización por flora normal del intestino del recién nacido”, explica la especialista.

El calostro es muy beneficioso para el bebé, ya que su fórmula es rica en anticuerpos y glóbulos blancos, lo cual cubre el intestino del recién nacido previniendo que las bacterias invadan el sistema digestivo inmaduro y lo protejan contra alergias y malestares digestivos, además tiene efectos laxantes que estimula el paso del primer movimiento estomacal del bebé, expulsando así el llamado meconio, primeras deposiciones del lactante.

¿Y el precalostro?

Se le denomina así a la secreción mamaria en la luz de los alvéolos, y está compuesto por cloro, lactoferrina, seroalbúmina, exudado de plasma, células, inmunoglobulinas, y una pequeña cantidad de lactosa, y son las pequeñas “pérdidas de leche casi transparente” que tenemos en los últimos meses de embarazo.

El precalostro se genera durante el embarazo, ya que las mamas se van preparando para la lactancia, uno de los primeros resultados de este proceso es el precalostro.

¿Hasta cuándo producirás calostro?

A pesar de ser una sustancia rica en nutrientes, proteínas y minerales, el calostro es escaso, por mamada solo se puede generar entre 5 y 20 cc, esto equivale a cuatro cucharadas soperas.

Paula Alarcón, encargada además de la Clínica de Lactancia de Clínica Alemana, explica que el calostro se presenta, en promedio, hasta el segundo o tercer día post parto, luego se produce la llamada “bajada de leche”. No obstante, ciertos factores podrían demorar o adelantar esta etapa de la lactancia.

Beneficios del calostro

  • Establece la flora bacteriana en el aparato digestivo, construye el sistema inmunológico y sus factores de crecimiento.
  • Los niños prematuros son los que más necesitan del calostro, ya que el cuerpo del bebé prematuro es un “trabajo aún no terminado” que el calostro se encarga de finalizar.
  • Está diseñado para mantener la salud y prevenir enfermedades en lugar de curar una enfermedad que puede que usted ya tenga.
  • Previene la ictericia neonatal.

Un alimento que las madres creen que no suple al bebé

Aunque muchas mujeres suelen pensar que el calostro no llena lo suficiente al bebé, porque no ofrece la cantidad necesaria, lo cierto es que el tamaño del estómago de los recién nacidos es muy pequeño durante sus primeros días de vida, por lo que varias tomas de calostro al día serán más que suficientes para mantener al pequeño bien alimentado e hidratado.

El calostro y el intestino del bebé

Un estudio realizado por la Universidad de Londres Queen Mary, ha identificado en el calostro, altos niveles de PSTI (inhibidor de la tripsina pancreática secretada), una sustancia que ayuda a crear una capa protectora en el intestino.

El inhibidor de la tripsina pancreática secretada evita que las células intestinales se destruyan, disminuyendo de esta forma las heridas intestinales en un 75%. Además, estimula las células sanas para trasladarse donde están las dañadas.

El intestino del recién nacido es muy sensible y delicado durante los primeros días de vida, por eso este estudio señala la importancia de llevar a cabo la lactancia materna una vez finalizado el parto, ya que los agentes protectores que ofrece el calostro ayuda a que el intestino del bebé pueda mantenerse protegido.  

Datos interesantes sobre el calostro

La cantidad de calostro liberado en todas las mujeres es diferente, de 10 a 100 ml por día. Pero incluso si es escaso, el bebé no pasará hambre. Primero, en un bebé recién nacido, el volumen del estómago es muy pequeño: el bebé aún no puede comer grandes cantidades de alimentos, y varios mililitros de calostro son suficientes para él.

En segundo lugar, las primeras gotas de calostro y en general el calostro en sí es muy alto en calorías, además, tiene más proteínas que en la leche madura, por lo que incluso una pequeña cantidad puede satisfacer a un niño.

Pero hay muy poca agua en el calostro, y esto es bueno, porque el bebé no puede procesar grandes volúmenes de líquido todavía: durante algún tiempo, sus riñones todavía tienen que adaptarse a la vida extrauterina.

Factor de crecimiento

 El factor de crecimiento en el calostro contribuye al desarrollo de los intestinos inmaduros de un niño después del nacimiento. Hay muchos probióticos en el calostro, que ayudan a colonizar el intestino de las migajas con bacterias beneficiosas. Todo esto protege al bebé del desarrollo de alergias e intolerancia a nuevos alimentos.

¡Es laxante!

El calostro actúa como un laxante, ayudando a los intestinos del bebé a deshacerse rápidamente del meconio (deposiciones primarias). Esto contribuye a eliminar el exceso de bilirrubina del cuerpo del bebé, reduciendo así la aparición de ictericia.

Como puedes ver, el calostro no es solo nutrición, sino también un tipo de medida de protección contra posibles enfermedades, convirtiéndolo en una fuente única de cuerpos protectores.

Leche de transición y leche madura

Cuando esto pasa se da inicio a lo que se conoce como leche de transición, esto quiere decir que comienza a salir inmediatamente luego del calostro. Dicho alimento materno posee diferencias importantes en la cantidad de grasa desde que el niño comienza a succionar el pecho hasta que la mama se vacía, por lo cual no debes asustarte ni pensar en que tu leche es de mala calidad si la percibes algo más clara luego de 15 minutos de succión.

Luego, se inicia la producción de leche madura, la cual se produce una vez que la lactancia ya se ha instalado, aproximadamente en la 4ta a 6ta semana post parto, este alimento posee más homogeneidad en la cantidad de grasa desde el principio al fin de la mamada.

Diferencias entre el calostro y la leche madura

En el calostro, en comparación con la leche madura, hay muchas más vitaminas A, C, E, B12, sales de cobre, zinc y hierro. Todas estas sustancias también son necesarias para la formación de las propiedades protectoras del organismo. Entonces, la vitamina A reduce la gravedad de cualquier infección en un niño, y la vitamina E contribuye al desarrollo del sistema nervioso, el tejido muscular y la retina. Otro componente del calostro, la lactoferrina, ayuda al bebé a absorber el hierro.

El apego desde el primer momento

Por eso es tan importante darle al bebé estas primeras gotas preciosas de calostro: para esto, inmediatamente después de dar a luz, la madre debe pasar todo el tiempo posible con el bebé y alimentarlo tan pronto como sea necesario.

Temas: , , ,

Te puede interesar:

¿Puedo teñirme el cabello si estoy dando el pecho?