Inicio > Semanas de Embarazo > 28 semanas de Embarazo

28 Semanas de embarazo

Mamá:

Es habitual que sientas picazón, en especial en la zona de tu vientre, ya que tu piel se está estirando. Tu bebé está más desarrollado, y tu guatita crece con más intensidad, por lo que además sufrirás dolores en la pelvis y la espalda.

Experimentarás un hormigueo en las piernas y unas ganas incontrolables por moverlas, esto se denomina síndrome de las piernas inquietas. Aunque no se han precisado sus causas, es usual que suceda en mujeres embarazadas, y como consecuencia, te será difícil poder dormir o estar sentada sin sentirte agitada.

Esta etapa es distinta para cada mamá, mientras algunas padecen un cansancio extremo y desean que todo termine pronto, otras se sienten con mayor ánimo y energía.

En el caso de que seas Rh negativo se te aplicará una inyección de 'anti-D', por si tu hijo es Rh positivo. Esto se realiza para evitar que el cuerpo de tu bebé cree anticuerpos contra los glóbulos de la sangre, y que éstos logren pasar a su torrente sanguíneo.

Asimismo, de acuerdo a tu situación, esta semana tu especialista podría solicitarte una repetición de los análisis sanguíneos para VIH o sífilis, y los cultivos que diagnostican la presencia de gonorrea y clamidia.

En este período visitarás a tu médico cada dos semanas, pues debes controlarte con más frecuencia ahora que tu bebé está pronto a nacer. Alrededor de la semana 36, es posible que acudas a controles semanalmente.

Bebé:

Tu bebé ya mide 36 centímetros de largo y pesa alrededor de 1 kilo.
Continúa creciendo y aumentando de peso. Su aspecto ya toma la forma que tendrá al nacer, pero más diminuto y menudo. En esta semana comenzará a formar una capa de grasa bajo la piel.

Sus párpados comienzan a dividirse y ya puede abrir y cerrar sus ojos, además ya posee pestañas. Aún no los abre para mirar, sino que realiza un acto reflejo, que le permitirá ver al momento de nacer.

Ya es capaz de vivir independientemente, todavía necesita que se desarrollen por completo su hígado, pulmones, y sistema inmunitario, sin embargo, si dieras a luz ahora tu hijo sería un bebé prematuro, y tendría un 65 por ciento de probabilidades de sobrevivir.

Su corteza cerebral está más desarrollada y es posible que pueda recopilar conocimiento; asimismo, sus sentidos son cada día más vivaces, y probablemente en las próximas semanas su sistema nervioso se asemejará al que tendrá al nacer. Según Investigaciones, en esta semana tu hijo ya está consciente de todo lo que le rodea.

Tu bebé ya se ha acostumbrado a tu voz, la reconoce y seguramente responderá a ella, como sucede también cuando le colocas música. Hay estudios que señalan que un bebé en el vientre puede reconocer una melodía si la escucha con frecuencia, incluso es capaz de seguir su ritmo.

Esta situación comprueba que la memoria a largo plazo está presente ya antes de venir al mundo. Las canciones tienen gran influencia en su estado anímico; los ritmos muy rápidos pueden alterarlo, mientras que los suaves lo relajan.

Tips:

Ahora las visitas prenatales son más frecuentes y es recomendable que tu pareja acuda las veces que sea posible, ya que aparte de familiarizarse con su hijo, esto constituye un espacio perfecto para que planeen juntos el tipo de parto que deseas tener.

 

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV