Automedicación: Riesgos y consecuencias

Calculadora de fecha de parto

Cada día es mayor el número de personas que recurren a tratamientos en línea para tratar sus enfermedades. Desde una erupción en la piel hasta el cáncer, por mencionar algunas,  son motivo de las constantes visitas en la web por búsqueda de información para tratar de curarse, pero ya habrás oído hablar sobre el cuidado que debe tenerse al elegir la automedicación siguiendo pautas en medios muchas veces no comprometidos, sin embargo, ¿hasta dónde llega la necesidad de curarse por sí mismo?

Como sabes, la automedicación es la administración personal de medicamentos o fármacos, sin ninguna supervisión médica; tomando en cuenta que muchas veces se desconoce el diagnóstico de la enfermedad, y por tanto ignoramos la prescripción y correcto uso del tratamiento. Sin embargo, aun con las consecuencias que pueda traer, se ha vuelto un hábito común en la sociedad, por ende, los riesgos no están exentos en estos casos.

Por lo general, tomamos medicamentos para todo tipo de malestar que sentimos, sin saber que un simple dolor de cabeza pudiese ser más que una migraña o que el dolor de estómago no sólo sería por estreñimiento, es aquí donde se presenta el problema.

No obstante, vale tomar en cuenta que la automedicación suele considerarse responsable cuando se utiliza para tratar casos genéricos como el dolor, fiebre, la acidez y resfriado, pero debe ser por un tiempo determinado y en caso de no cesar la molestia, se debe acudir al médico.

Algunos casos en los que se presentan riesgos de mayor magnitud por automedicación son: 

1. Automedicación en el embarazo

En esta etapa los cuidados deben ser mayores, por eso es necesario tener prudencia y responsabilidad a la hora de pensar en la automedicación en el embarazo, ya que un pequeño descuido puede poner en riesgo la salud del bebé, por eso las mujeres embarazadas sólo deben tomar fármacos que hayan sido prescritos por el médico.

No es un secreto para quienes hemos estado en cinta que todo en este periodo cambia y en algunos casos aparecen los malestares,  lo recomendable es que consultes a tu medico cuando sientas que algo no anda bien. Sin embargo, existen situaciones como migrañas, dolores de cabeza, espalda y acidez en las que tendemos a automedicarnos, pero debes saber lo básico sobre ello, por ejemplo, no está recomendado el uso de antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno durante el embarazo, porque pueden perjudicar el correcto desarrollo del embarazo, de administrarlo sería en casos excepcionales, por un tiempo determinado y siempre bajo supervisión médica.

De igual forma, con otras complicaciones como el resfriado, varices, hipertensión o problemas digestivos, el especialista encargado de llevar el control prenatal es quien debe determinar qué medicina tomar y por cuánto tiempo según las condiciones de la madre.

2. Automedicación en niños

Esta práctica no es recomendada por los especialistas, porque el más mínimo error, puede ocasionar un problema mayor. Algunas veces, los padres automedicamos a los hijos, tal vez por rapidez, preocupación y ansiedad o simplemente por comodidad y autosuficiencia. No obstante, se debe resaltar que los niños deben ser tratados según su edad y peso en vista de que su organismo no funciona y tampoco responde igual que el de un adulto, por ello desde un simple jarabe para la tos hasta el uso de aspirinas, debe ser prescrito por un pediatra.

Las consecuencias más importantes de una automedicación irresponsable pueden ser:

  1. Aparición de toxicidad, efectos secundarios, reacciones adversas y, en algún caso, intoxicación.
  2. Falta de efectividad, porque se hace uso de ellos en situaciones que no son necesarios.
  3. Dependencia o adicción a los medicamentos.
  4. Enmascaramiento de procesos clínicos graves y consecuentemente retraso en el diagnóstico y tratamiento de la patología de base.
  5. Interacciones con otros medicamentos, plantas o alimentos que la persona esté tomando. Puede haber una potenciación o disminución del efecto del medicamento.
  6. Resistencia a los antibióticos. Un uso excesivo de antibióticos puede hacer que los microorganismos desarrollen mecanismos de resistencia, haciendo que los antibióticos sean cada vez menos efectivos.

Recuerda que la automedicación no es recomendable porque puede traer consigo riesgos y consecuencias, debes saber que antes de utilizar cualquier medicamento hay que informarse de cómo tomarlo correctamente y  lo que funciona a una persona puede no serle útil a otra e incluso provocarle efectos adversos. Lo mejor que puedes hacer en cualquier caso es consultar a un especialista.

Temas: , ,

Accidentes que puede tener un niño dentro de casa
Te puede interesar:

Accidentes que puede tener un niño dentro de casa