Accidentes con fuegos artificiales

quemadura de año nuevo

Aunque las quemaduras por fuegos artificiales han disminuido desde que se prohibió su venta, la mala manipulación de los que aún logran comprarlos en el comercio sigue provocando lesiones de este tipo ¿Cómo cuidarnos? Aquí algunos consejos para tener un buen fin de año.

Experto: Franco Utili, urgenciólogo de Red Salud UC

Cuando nos preparamos para recibir la llegada de un nuevo año en muchas ciudades del país se realizan fiestas pirotécnicas y aparecen algunas familias que compran fuegos artificiales para lanzar afuera de sus casas en señal de celebración.

Aunque la Ley 17.798 prohíbe la venta de fuegos artificiales para uso personal sin conocimiento técnico especializado, muchas veces es posible encontrar muchos de ellos a la venta para manipularlos en nuestros hogares, sin considerar el enorme riesgo que eso implica de una grave quemadura, porque no siempre sabemos cómo hacer que funcionen de manera segura.

El Dr. Franco Utili, urgenciólogo de Red Salud UC, indica que los fuegos artificiales utilizan elementos que producen una combustión a temperaturas cercanas a los mil o dos mil grados lo que produce quemaduras muy profundas, generando lesiones bastante graves que principalmente se producen en la cara y en las manos por un uso inadecuado.

Para el especialista, este tipo de accidentes se puede evitar simplemente al no comprar fuegos artificiales. De ser adquiridos, es necesario tener una buena manipulación siguiendo las normas que eventualmente podrían venir en el envoltorio. Si se produce un accidente de este tipo, el Dr. Utili recomienda “utilizar agua en la zona quemada para bajar rápidamente la temperatura. Ver si existe algún elemento adherido y que puede ser retirado fácilmente, lo que no se pueda sacar, es preferible dejarlo hasta que se lleguen al servicio de urgencia”, señaló.

Agrega que para realizar el traslado al servicio de urgencia, hay que envolver la herida en un paño limpio y húmedo para mantener baja la temperatura y a la vez aislar los elementos del ambiente que podrían provocar una infección. El experto señala que por ningún motivo se aplique hielo, cremas o ungüentos sobre la piel afectada, porque pueden provocar más dolor y complicaciones de las que ya tiene la quemadura.

Pero no solo existen los fuegos artificiales caseros, también están los grandes espectáculos de fuegos artificiales que, exceptuando Valparaíso, se realizan en las calles de la ciudad y con público que muchas veces los ve desde muy cerca. En esta situación, el doctor Utili recomienda seguir las instrucciones de los organizadores.

“Siempre hay zonas de seguridad donde hay que instalarse, tratar de no ir a lugares que no estén autorizados puesto que puede ser una zona donde pueden caer virutillas encendidas o alguna otra sustancia”, añade. Si seguimos estas simples indicaciones al manipular fuegos artificiales o asistir a eventos masivos que los incluyan, podremos despedir sin riesgos este año.

Temas: , ,

bebé atorado
Te puede interesar:

Atoros: Lo que necesitas saber para prevenirlos