Bebés con hipotonía muscular

Bebés con hipotonía muscular

Si tu bebé tiene dificultades para movilizar su cabeza, o le cuesta mantener una postura, aunque es normal en los primeros días de nacido, al poco tiempo debería poder en tus brazos poder mantenerse firme, de no ser así podría ser que tu bebé esté viéndose afectado por  hipotonía muscular

Se conoce a la hipotonía muscular como el síndrome de los músculos flácidos, justamente porque suelen perder tono muscular los bebés que la tienen, entonces parecen más elásticos y delgados que los bebés de su misma edad, pero como todos los bebés nacen con esta flacidez, en la mayoría de casos no se detecta hasta los primeros meses cuando se observa que los músculos del bebé no se fortalecen.

Aún si están en reposo los bebés, es usual los que los músculos tengan una particular tensión o rigidez; sin embargo los bebés que muestran la hipotonía se les dificulta flexionar sus codos y rodillas al nacer y tienden a ser flácidos, por ello, cuando los cargas sientes que cargas a un muñeco de trapo. Además, es probable que presenten problemas con la alimentación y con las habilidades motrices.

Los síntomas

  • Flexibilidad excesiva: Muy seguido se arqueará hacia atrás.
  • Incompleto control de la cabeza: No logra soportar su cabeza y se va hacia un lado, hacia adelante o hacia atrás, cuando quiere mantenerla.
  • Disminución del tono y fuerza muscular: Es un ejercicio dificultoso para el bebé el tomar un objeto pequeño o tu dedo.
  • Debilidad para adoptar una postura: Es normal que un bebé recién nacido pueda mantenerse de lado o extender un brazo, de lo contrario es posible que tenga hipotonía muscular.
  • Se deslizan entre tus manos cuando no logran sostenerse: Es un signo de hipotonía, si al agarrar al pequeño por los hombros no se sostiene.

Es indispensable para lograr la mejoría del bebé con hipotonía muscular, el diagnóstico temprano.

¿Qué causa la perdida de tono muscular en los niños?

Suelen ser demasiadas las causas para la disminución del tono muscular en los niños. Para mantener el tono muscular se implican todos los elementos del sistema nervioso central, como la médula espinal, los nervios, el cerebro y los músculos, por ello, al darse alguna falla en este sistema será probable que ocurra la alteración del tono muscular y el movimiento.

Entonces, para los expertos, los niños hipotónicos constituyen un monumental desafío, porque tendrán además que hacerse responsables del desarrollo psicomotor del bebé, y tendrán que determinar qué es lo que afecta a tu hijo, de la enorme lista de posibilidades.

El origen de todas las hipotonías no suele ser por las mismas causas. Existen casos donde se debe a una lesión, a un trastorno genético o una enfermedad.

Tipos de hipotonía en bebés

  • Hipotonía congénita benigna: No se vincula con otra enfermedad. El bebé que la padece puede desarrollar la tonicidad muscular que requiere a través de terapia ocupacional, del habla y fisioterapia, para así seguir con su crecimiento normal.
  • Hipotonía adquirida: Ocurre después del nacimiento y como consecuencia de una lesión, una afección médica, o un trauma. El niño puede presentar infecciones cerebrales como la meningitis o encefalitis y trastornos como distrofia muscular (debilitamiento gradual y daño de los músculos).
  • Hipotonía congénita: Los síntomas se dan al nacer y es posible que como resultado de afecciones en el sistema nervioso, en el cerebro o los músculos. En la mayoría de las situaciones, demandan atención y tratamiento de por vida estas afecciones crónicas.

Temas: , ,

cómo organizar un bautismo
Te puede interesar:

¿Cómo organizar el bautismo de tu hijo?