Parto vaginal después de cesárea

Cuidados post parto

Existen posibilidades de dar a luz por parto vaginal después de una cesárea, siempre y cuando seas una buena candidata para un parto vaginal después de una cesárea (procedimiento conocido como VBAC, por sus siglas en inglés).

Es importante que no presentes las mismas complicaciones que llevaron a la cesárea anterior.

Si ya has dado a luz por parto vaginal, aumentan las posibilidades de éxito. En cambio, si nunca has podido tener un parto vaginal, aun después de haber dilatado totalmente y pujado durante varias horas, se reducen las posibilidades. Aun así, no se pueden predecir con certeza los resultados. Las estadísticas mencionan que entre un 60 y un 80 % de las mujeres que intentan un VBAC tienen un parto vaginal exitoso.

Lo primero que debes hacer es ponerte de acuerdo con el profesional médico. Éste debe contar con derecho de admisión a un hospital donde permitan el VBAC y donde exista cobertura médica adecuada las 24 horas al día.

Respecto a los hospitales, la mayoría adopta criterios estrictos para autorizar un VBAC. Esto se debe a la controversia sobre su seguridad, ya que existe un potencial riesgo de ruptura uterina. Si bien es poco común, podría comprometer la vida de madre e hijo.

Cuándo podrías ser candidata para un VBAC

• Solamente has tenido una cesárea anteriormente y la realizaron con una incisión transversal horizontal. El riesgo de ruptura uterina es mayor si has tenido múltiples cesáreas o una incisión vertical (conocida como “cesárea clásica”) o un corte en forma de T. El tipo de cicatriz que tienes en el vientre podría no coincidir con la del útero, por lo que el doctor debe leer un informe sobre tu anterior cesárea.

• Tu pelvis es lo suficientemente grande como para que el bebé pase sin problemas. El médico es quien puede saber esto al examinarlo.

• Nunca has tenido otra cirugía uterina, como una miomectomía para extraer fibromas.

• Jamás has sufrido una ruptura uterina.

• No has tenido otra complicación médica u obstétrica que ponga en peligro el parto vaginal.

• Hay un médico disponible para monitorear tu parto y realizar una cesárea de emergencia en caso de requerirla.

• Hay un anestesista, personal médico adicional e instrumental disponible para enfrentar cualquier emergencia que se presente.

No existe un consenso con respecto al VBAC, por lo que puede que temas intentarlo. Es fundamental que hables con tu médico al respecto y desde el principio del embarazo, para que evalúes la situación con tiempo.

Beneficios de un VBAC

El gran beneficio es que evitarás una cirugía abdominal mayor y los peligros relacionados con ésta, como hermorragia excesiva (lo que implicaría una transfusión) o alguna infección. Además, la cesárea requiere un período de internación más largo y la recuperación es más lenta y molesta.

Si quieres tener más hijos, una cesárea aumenta el riesgo de presentar problemas en la placenta en futuros embarazos. Ambas complicaciones pueden ocasionar una hemorragia que puede ser mortal o requerir una histerectomía. También, investigaciones recientes han relacionado la cesárea a otras complicaciones durante el parto.

Por otra parte, la satisfacción que sentirás con experimentar un parto vaginal, será emocionalmente positiva.

Riesgos de un VBAC

Aunque no tengas ningún problema aparente que te impida un VBAC, existe una muy baja posibilidad (menos del 1%) de que el útero se rompa en el lugar donde tenías la cicatriz de la cesárea, lo que causaría hemorragia y podría afectar el traspaso de oxígeno al bebé. En caso de un parto inducido, el riesgo sería mayor. Los expertos recomiendan abandonar el intento de un VBAC cuando la madre requiere oxitocina (Pitocin) para comenzar las contracciones.

Por otra parte, podrían pasar horas y no resultar el parto vaginal, por lo que terminarías con una cesárea no programada. Y en este caso, un VBAC frustrado, que requiera una cesárea de emergencia después de iniciado el parto es más riesgoso que una cesárea programada. Podrían surgir complicaciones quirúrgicas como una hemorragia o infecciones uterinas y en la incisión.

Finalmente, el bebé puede sufrir peligrosas complicaciones como daños neurológicos a largo plazo o incluso la muerte. Es cierto que son casos aislados, pero es un riesgo mayor en mujeres que iniciaron el parto vaginal y tienen una cesárea de emergencia.

Intervenciones necesarias en caso de intentar un VBAC

Necesitarás un monitoreo fetal electrónico regularmente, para seguir cualquier cambio que pueda haber en los latidos del bebé. También necesitarás una intravenosa, y tendrás que evitar cualquier alimento durante el parto por si llegas a requerir una cesárea de emergencia.


Relacionados

dilatación en el parto
Te puede interesar:

La dilatación en el parto