Parto por cesárea ¿cuándo es necesario practicarla?

Dolores de parto

Siempre existe la posibilidad de tener un parto por cesárea, sobre todo en casos de embarazos riesgosos. En algunas ocasiones se puede predecir, así la mamá podrá prepararse con anticipación.

Experto: Dr. Enrique Oyarzún, gineco-obstetra en la Clínica Universidad de los Andes.

Generalmente, el parto por cesárea se realiza cuando el bebé viene con los pies o las nalgas hacia abajo o en posición transversal y en algunas ocasiones se puede predecir, así la mamá podrá prepararse con anticipación.

También pueden surgir emergencias que lleven a realizar una cesárea:

  • Si la cavidad pélvica es pequeña y el bebé es grande.
  • Si existe sufrimiento fetal, lo que significa que posiblemente el bebé no tolere el parto.
  • Si hay sangrado vaginal, es decir, que existe un problema con la placenta y que el bebé podría no estar obteniendo la suficiente sangre, oxígeno o substancias nutritivas a través del cordón umbilical.
  • Problemas médicos como la diabetes, la incompatibilidad sanguínea o la presión arterial elevada (hipertensión o preeclampsia)
  • Infecciones virales activas que afecten al cuello uterino, o genitales externos, como el herpes.

El parto por cesárea consiste en una incisión en la pared abdominal y en el útero, para más tarde extraer al bebé. Son dos tipos de incisiones las que se emplean:

  • Laparotomía media infraumbilical: la incisión se realiza de forma longitudinal y va del ombligo al pubis. Con este tipo de incisión la apertura abdominal es más rápida. Se emplea en cesáreas urgentes.
  • Incisión de Pfannenstiel: se realiza de forma transversa y a nivel suprapúbico. Es más laboriosa, pero el resultado estético es mejor. Se usa cuando la cesárea es programada.

A nivel del útero la técnica utilizada es la incisión uterina transversal. Su reparación es más fácil y existen menos roturas en embarazos posteriores. El bebé y la placenta se extraen por la incisión en cuestión de minutos después del comienzo de la cirugía. Estos cortes se cierran y toma alrededor de una hora

Después de la intervención, la madre será llevada a la sala de recuperación. Durante este tiempo, su presión sanguínea, su pulso, su índice respiratorio y la venda sobre su incisión, serán revisadas con frecuencia. Se la mantendrá bajo observación en caso de un sangrado vaginal excesivo.

Por lo general, permanecerá en cama entre seis y ocho horas después. Luego, podrá moverse con ayuda. Poco tiempo después de la cirugía se le quitará el catéter. La sonda intravenosa permanecerá conectada hasta que pueda comer y beber. Se le darán medicamentos para el dolor producto de la cesárea, cuando quiera.

En la mayoría de los casos, las mujeres salen del hospital tres ó cuatro días después de un parto por cesárea. Este tipo de parto no debe interferir con el hecho de darle el pecho a su bebé. Se requiere más descanso y recuperación luego de la cesárea, que una mujer que haya tenido un parto vaginal. Tomará de cuatro a seis semanas antes de que se pueda regresar a las actividades regulares.

En cuanto a los futuros partos, es posible que algunas mujeres puedan dar a luz vaginalmente aunque hayan tenido una cesárea.

 

Temas: , ,

Te puede interesar:

El nacimiento