Trabajo de parto: ¿Qué experimenta la mujer?

etapas del trabajo de parto

Entre las etapas del trabajo de parto encontramos la primera fase que es precisamente percibir el dolor, contracciones y las ganas de pujar de forma involuntaria, además del desprendimiento del tapón mucoso, lo que explica que ya llegó la hora.

El paso del bebé por el conducto vaginal requiere aproximadamente de una hora y durante ese periodo de tiempo probablemente la mujer se sentirá arrastrada por un impulso fundamental, poderoso e instintivo de hacer fuerzas y querer expulsar al bebé del útero. Sin embargo, la anestesia epidural en la mayoría de los casos hace disminuir este efecto.

Etapas del trabajo de parto

Empujar o pujar:

Mientras cada contracción se intensifica hasta alcanzar su punto más álgido experimentará deseos de hacer fuerza para que salga el bebé. Este empuje no depende de su decisión sino de tu reacción instintiva que no se puede resistir.

La coronación:

Entre las etapas del trabajo de parto llega un momento en que la cabeza del bebé ya no retrocede hacia el interior de tu cuerpo entre cada contracción, sino que permanece visiblemente en la salida vaginal. Este momento es denominado como coronación. Experimentarás dolor y ardor cuando la cabeza del bebé estire al máximo los tejidos vaginales, en ese momento lo mejor será dejar de pujar para que así el perineo tenga la oportunidad de estirarse.

Debes tomar en cuenta que si sigues empujando se forzará el área perineal y será más probable que sufra de un desgarramiento y que necesite de una episiotomía. El mejor método para controlar este deseo es respirar entrecortado.

Cuando se asoma la cabeza del bebé:

Cuando salga la cabeza del bebé de inmediato éste se girará hacia un lado y es probable que en ese instante las contracciones disminuyan por un momento, los asistentes palparán el cuello del bebé para cerciorarse de que no está rodeado por el cordón umbilical y de ser el caso lo pasarán por encima de la cabeza del bebé formando un aro para que pueda pasar el resto del cuerpo.

Con un par de encogimientos de hombros casi imperceptibles los hombros del bebé saldrán por el conducto vaginal y el cuerpo entero del bebé se deslizará hacia fuera donde será recibido por los médicos.

El nacimiento:

Cuando el bebé sale de la vagina arrastra con el una gran cantidad de líquido amniótico, por lo que estará resbaladizo, además es posible que ya respire y con ello comience el llanto.

La primera caricia:

Si todo sale como es debido le entregarán a los pocos minutos a su bebé para que pueda tenerlo entre sus brazos y es posible que inmediatamente comience a succionar.

Temas: , ,

Parto en el agua
Te puede interesar:

El parto en el agua y sus grandes beneficios