Gingivitis en el embarazo: ¿Qué hacer?

A lo largo de nuestras vidas, y particularmente durante el embarazo, la salud bucal puede sufrir varios trastornos. Uno de ellos es la gingivitis o enfermedad periodontal, la que es provocada por la formación de placa bacteriana que se acumula en los dientes y encías, causando inflamación, dolor y sangrado. Hablemos de gingivitis en el embarazo.

¿Por qué aparece la gingivitis en el embarazo?

La Dra. Constanza Petricio, Odontóloga especialista en Periodoncia de Norden Dental Care, clínica especialista en cultura odontológica y cuidados de la salud dental en el embarazo, explica que en el embarazo es muy común que la gestante desarrolle esta enfermedad, debido principalmente al aumento de los niveles hormonales, sobretodo en el segundo y tercer trimestre.

Esto incide en la aparición de esta enfermedad o exagerando su presentación clínica. En menor grado se debe a las náuseas y vómitos que producen rechazo a la higiene bucal diaria, facilitando aún más la acumulación de placa bacteriana.

Algunos de los síntomas presentes en la gingivitis en el embarazo son:

  • Encías sensibles e inflamadas.
  • Encías enrojecidas o de color rojo-violáceo.
  • Encías brillosas.
  • Sangrado de encías al cepillarse los dientes o al usar hilo dental.
  • Respiración inadecuada.
  • Sabor de boca desagradable, el cual no desaparece.
  • Llagas en la boca.

¿Es necesario ir al especialista?

Si se presentan estas señales de gingivitis en el embarazo es importante consultar a un especialista, ya que si no se trata adecuadamente podría transformarse en una periodontitis la que compromete el hueso y los tejidos que brindan soporte a los dientes. Incluso estados avanzados de esta enfermedad han sido relacionados con un mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

¿Cómo prevenir?

Respecto a su prevención, el Dr. Javier Arroyo, Odontólogo Periodoncista de Norden Dental Care, advierte que todas las mujeres gestantes deberían recibir al menos dos limpiezas dentales durante este período. “Esto ayuda sustancialmente a reducir sus posibilidades de desarrollar una enfermedad periodontal y lograr de esta forma un tratamiento oportuno”, agrega.

Aunque no existe un remedio rápido para frenar la enfermedad, la Dra. Petricio sostiene que el dentista tratante deberá realizar una limpieza completa. Con ello se removerá el exceso de placa en los dientes y alrededor de las encías. Para mantener el estado de salud adecuado se deben realizar las instrucciones en higiene oral personalizadas para cada embarazada que acude al odontólogo.

Sangrado en las encías

No te asustes, es algo sumamente normal. Un buen aseo bucal y controles periódicos con tu dentista serán fundamentales en esta etapa de tu vida.

La experta, Patricia Tagle, jefa Servicio Dental del Hospital Clínico Universidad de Chile habló con nosotros al respecto.

Las encías inflamadas, sensibles y sangrantes son muy comunes durante el embarazo. Aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas tienen este problema, que se conoce como gingivitis en el embarazo. Las encías sangran en el embarazo por el aumento de riego sanguíneo en todo el cuerpo, incluida la boca. Además, los altos niveles de la hormona progesterona hacen que las encías reaccionen más a la placa bacteriana que se acumula en los dientes.

“También puede aparecer un aumento de volumen de la encía o nódulo benigno en las encías, que sangra cuando te cepillas. A este tipo de nódulo (que es bastante poco común) se le llama tumor del embarazo o granuloma piógeno, dos nombres que suenan como términos graves, pero que en realidad no lo son. Es importante destacar que los tumores del embarazo aparecen con frecuencia en la boca”, explica la doctora Patricia Tagle, jefa del Servicio Dental del Hospital Clínico Universidad de Chile.

Un tumor del embarazo puede alcanzar un tamaño de tres cuartos de pulgada (1,8 cm) y suele aparecer en un área donde tienes gingivitis. Por lo general, desaparece después de tener al bebé, pero si no fuese así, necesitarás que sea removido quirúrgicamente por un dentista. Y si te causa molestias, interfiere con tu masticación o cepillado, o comienza a sangrar de manera excesiva, pueden extraértelo durante el embarazo.

¿Puede una afección en las encías afectar tu embarazo?

Una serie de estudios habían sugerido que las mujeres embarazadas que padecen una enfermedad severa en las encías pueden tener mayor riesgo de sufrir preeclampsia o de tener un parto prematuro. Existe asociación, pero no es factor de riesgo, entre la enfermedad periodontal y parto prematuro.

¿Qué puedes hacer?

La prevención es clave. Lavarte muy bien los dientes y visitar al dentista con regularidad son las claves para mantener tu salud dental:

  • Cepíllate los dientes prolijamente, pero de manera suave, al menos dos veces al día (y, si es posible, después de cada comida) con un cepillo de cerdas suaves. Usa un dentífrico con flúor.
  • Usa hilo dental diariamente.
  • Anda al dentista con regularidad. Puede limpiar la placa y el sarro que el cepillado no logra eliminar. Si no has ido al dentista últimamente, programa una cita ahora para que te haga una limpieza a fondo y una revisión completa. Dile que estás embarazada y de cuántas semanas estás, para que pueda adaptar los tratamientos que necesites a tu estado.
  • Recuerda que debes controlarte antes y durante el embarazo.
  • No retrases un tratamiento dental. Una anestesia local, como Novocaína, se puede usar si es necesario y es segura durante el embarazo. Y si tienes que tomar antibióticos, hay algunos que también son seguros cuando estás embarazada.
  • No olvides que la atención dental de la embarazada está incluida en el plan Auge.

¿Cuándo debería llamar al dentista?

Además de hacerte chequeos periódicos con el dentista durante el embarazo, debes programar una cita de inmediato si tienes alguno de los siguientes síntomas: dolor de muelas; encías que sangran frecuentemente y te causan dolor; otros signos de enfermedad periodontal, como encías inflamadas, encías sensibles, encías que parecen haberse encogido o haber retrocedido, mal aliento persistente o dientes sueltos o con movilidad; bultos en tu boca, aunque no sean dolorosos ni causen otros síntomas.

Periodontitis

Si la gingivitis no es bien cuidada o tratada, puede desarrollarse una periodontitis y en este caso, la enfermedad de la encía se agrava y llega hasta el hueso. Si la situación se hace muy avanzada, puede concluir en la pérdida de piezas dentales.

Estudios científicos demuestran que las embarazadas con periodontitis o encías enfermas, tienen más posibilidades de tener bebés prematuros o de bajo peso.

Tumores o granulomas piogénicos.

Son nódulos que se forman en las encías y no son cancerosos. Son rojos, sangran fácilmente y luego forman costra. Se desarrollan durante el segundo trimestre de embarazo y consisten en reacciones vasculares, es decir, vasos sanguíneos que forman pequeños bultos en las encías.

Temas: , , , , , , , ,

Te puede interesar:

Riesgos durante la dentición en los bebés