Salud dental en el embarazo: ¿Por qué debes cuidarte?

mala higiene bucal en el embarazo

¿Sabías que la mala salud dental en el embarazo puede traer consecuencias? Así es, el embarazo es un momento muy emocionante y ocupado. Hay tantos cambios en tu cuerpo y tu boca ¡no es una excepción! Una buena salud dental en el embarazo es extremadamente importante porque el aumento de los niveles hormonales puede dejar la boca más vulnerable a los problemas dentales causados por las bacterias.

¿Qué pasa cuando no tenemos buena salud bucal?

Cuando no se tiene una buena higiene bucal en el embarazo esto puede provocar una gran sensibilidad en las encías y formar una gingivitis, si no sabes que es una gingivitis, a continuación te lo explicamos.

Importancia de la buena salud dental

La buena salud oral durante el embarazo es vital para un embarazo saludable. La investigación sugiere que la etapa grave de la enfermedad de las encías, la periodontitis, está fuertemente asociada con el parto prematuro y el bajo peso al nacer.

No obstante, no te queremos asustar pero queremos hacer conciencia de que es de suma importancia que tengas una correcta higiene bucal, solo de este modo lograrás evitar que las consecuencias sean más graves, de no cuidarte puedes empeorar y pasar de tener una gingivitis a tener una periodontitis y esto se relaciona con el riesgo de tener un parto pretérmino, es decir, bajo peso al nacer y preeclampsia.

Es por ello que te recomendamos que si tienes algún problema dental visites a tu dentista al inicio del embarazo, de este modo podrás prevenir muchas complicaciones, recuerda que la salud bucal es tan importante como la salud de los huesos.

Gingivitis en el embarazo

La gingivitis es una inflamación y enrojecimiento de las encías que provoca mucho dolor en la boca en general con tendencia a sangrar, cuando ya estamos en el segundo mes de embarazo es normal que aparezcan estos problemas, si aún no has presentado ningún problema es posible que pase antes del octavo mes, sin embargo, el mismo debe mejorar luego del parto.

Uno de los problemas dentales más comunes asociados con el embarazo es esta condición conocida como gingivitis del embarazo, que generalmente ocurre durante el primer trimestre. Los síntomas de la gingivitis del embarazo suelen ser encías sangrantes, hinchadas, rojas y sensibles y es una de las principales consecuencias de no mantener una buena salud dental en el embarazo.

Embarazo y aumento de la acumulación de placa

El embarazo trae consigo grandes cambios en tu cuerpo, especialmente en tus hormonas, y estos cambios pueden afectar tu salud oral. La placa, en particular, puede volverse oportunista durante tu embarazo gracias a estos cambios, y tus hábitos de higiene oral anteriores pueden no ser suficientes durante el embarazo.

El embarazo en sí no causa placa, pero tu cuerpo puede no ser tan resistente o tan efectivo para combatir la placa. La acumulación excesiva de placa puede causar gingivitis, que luego puede progresar a problemas dentales más graves. Si tienes gingivitis antes de quedar embarazada, la gingivitis puede empeorar después de quedar embarazada. Buscar limpiezas dentales regulares es muy importante durante el embarazo.

Erosión del esmalte dental

Otra preocupación para algunas mujeres sobre la salud dental en el embarazo con episodios regulares de náuseas matutinas y reflujo es la erosión del material dental. La mayor cantidad de ácido en la boca puede causar estragos en los dientes. Para ayudar a contrarrestar esto, puedes neutralizar el ácido presente en tu boca enjuagando con una cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en agua. Haz esto antes de cepillarte los dientes para minimizar la erosión.

Radiografías dentales durante el embarazo

Siempre informa a tu dentista y al personal de tu dentista cuando estés embarazada. Además de ayudarlos a comprender completamente tu salud actual y evaluar mejor tus necesidades potenciales, también pueden hacer ajustes al uso de anestésicos utilizados en cualquier tratamiento, o mover cualquier radiografía que se deba hasta después de dar a luz. Aunque la radiación de los rayos X es muy baja, es perfectamente aceptable posponerlos si no te sientes cómoda o si tu dentista recomienda hacerlo.

Preeclampsia

Bajo la influencia del embarazo, la actividad del sistema inmunitario del cuerpo cambia, y el cuerpo de la mujer puede volverse más susceptible a diversas enfermedades e infecciones. Todos estos factores también afectan la salud dental, por lo tanto, es especialmente importante que las futuras madres se ocupen de la higiene bucal al menos dos veces durante todo el período del embarazo para visitar a un profesional.

El cambio en los hábitos alimenticios (comidas más frecuentes, más saladas y más dulces en la dieta), los cambios en el nivel de hormonas en el cuerpo y un sistema inmunitario debilitado contribuyen a una mayor formación de placa y sarro, así como al sangrado de las encías.

Durante el embarazo, la composición de la saliva cambia ligeramente, y no puede eliminar las bacterias dañinas de la cavidad oral. Por lo tanto, es muy importante que las futuras madres cuiden la salud dental tanto en el hogar (cepillado, uso de hilo dental) como con un profesional. Una visita al dentista también te permitirá controlar la salud de la cavidad oral, a tiempo para evitar la aparición de problemas graves como la preeclampsia. Durante el embarazo, esto es especialmente importante porque la inflamación y la infección que no se resuelven a tiempo pueden afectar negativamente la salud del bebé.

Procedimiento de higiene dental para mujeres embarazadas

Comenzando el procedimiento de higiene dental, el especialista verificará la salud de los dientes de la futura madre. Con una herramienta especial, se verifica la profundidad de los bolsillos gingivales para identificar posibles signos de retraso de las encías. Durante el procedimiento, no se utiliza un skeller ultrasónico, ya que las vibraciones ultrasónicas pueden afectar negativamente la salud del bebé nonato.

¿Cómo ocurre el procedimiento?

  • Si los dientes del paciente son sensibles, antes del procedimiento de higiene, el médico aplica anestesia superficial, lo que reduce la sensibilidad de la mucosa, cubre los dientes con un gel anestésico.
  • El profesional con instrumentos dentales elimina la placa y las masas de sarro.
  • Luego pule los dientes del paciente con pasta abrasiva y usa hilo dental a fondo.
  • A petición del paciente, los dientes se tratan con una corriente de soda, lo que da un cierto efecto blanqueador.
  • Al final del procedimiento, se puede aplicar una película de flúor a los dientes del paciente, un gel que fortalece la capa protectora del diente.

Consejos de salud dental en el embarazo

Los consejos enumerados aquí pueden ayudarte a mantener una buena salud bucal durante todo el embarazo:

  1. Visita a tu dentista para chequeos y limpiezas regulares. Esta es la mejor manera de asegurarte de mantener una buena higiene bucal.

  2. Cepilla tus dientes adecuadamente al menos dos veces al día para eliminar la placa.

  3. Usa hilo dental a diario. Usar hilo dental eliminará los restos de comida entre los dientes que un cepillo de dientes no puede alcanzar.

  4. Usa un enjuague bucal antimicrobiano. Los enjuagues bucales antimicrobianos pueden ayudar a prevenir la gingivitis.

  5. Cepilla o raspa tu lengua diariamente para ayudar a eliminar las bacterias.

  6. Come comidas nutritivas y saludables.

Ahora que sabes qué hacer para proteger tu salud bucal, siéntate, relájate y disfruta de este hermoso momento de tu vida.

Temas: , , , , , , , ,

higiene dental
Te puede interesar:

¿Cómo limpio los dientes del bebé?