Nutritivas sopas para el invierno

sopas para el invierno

La sopa es un alimento prácticamente líquido o viscoso, que se elabora con los mismos productos e ingredientes que los caldos y consomés. En algunos países es común añadirle pasta, harina, sémola, carne y vegetales. Por muchas décadas las sopas, caldos, cremas y consomés, han formado parte de la cocina tradicional en distintas culturas conforman la humanidad.

Se prepara a base de agua, y es por esta razón que nos ayudan a mantener el cuerpo hidratado, además son bajas en calorías. Su elaboración también incluye condimentos, verduras, legumbres, carnes, y cualquier ingrediente que se quiera incorporar que aporte propiedades que beneficien la salud.

¿Por qué comer sopas durante el invierno?

La palabra invierno, es sinónimo de resfrió y gérmenes, por eso comer sopas durante esta estación del año nos aportará calor y nos dará sensación de confort, además, incluir en su preparación alimentos que ayuden a nuestros niños a que se enfermen menos o aliviar su malestar, seguramente nos dará un poco de tranquilidad en los meses más fríos del año.

Estas sopas son ideales y calentitas para los días de bajas temperaturas

Sopa de verduras: 

Ingredientes:

  • 2 papas pequeñas.
  • 2 zanahorias.
  • 1 puerro.
  • 1 puñado de guisantes.
  • Media ramita de apio.
  • Sal.

Preparación

  • Pela, lava y corta en trocitos pequeños las verduras.
  • Colócalas todas en una olla con agua hirviendo, con un poquito de sal y deja que se cocinen, menos las papas
  • Cuando empiecen a estar blanditas añade las papas y deja cocer de nuevo hasta que esté hervida.
  • Aparta del fuego y sirve.

Sopa de pechuga de pollo

Ingredientes:

  • 250 g de pechuga de pollo (sin piel).
  • 50 gramos de zanahorias.
  • 1 apio.
  • 1 puerro.
  • Una pizca de sal.

Preparación

  • Cocina la pechuga sin piel en agua con un poquito de sal junto a las zanahorias, el apio y el puerro, todo cortado.
  • Cuando esté cocido, saca el pollo y continúa cocinando las verduras hasta que estén hirviendo.
  • A continuación, añade el pollo en trocitos, deja en el fuego cinco minutos más y sirve.

Sopa de tomate

Ingredientes:

  • 1 lata de tomate natural triturado.
  • 2 pimientos verdes.
  • 1 cebolla (o, si quieres suavizar la receta, 1 puerro).
  • 1 cucharada de aceite.
  • Sal.
  • Pan del día anterior.

Preparación

  • Haz un sofrito con los pimientos y la cebolla bien troceados.
  • Añade el tomate  y deja hacer a fuego lento 10 minutos.
  • Tritura el sofrito.
  • Pon una olla al fuego con el sofrito y añade 3 vasos de agua.
  • Cocina cinco minutos más, removiendo, y sirve.

Estas tres recetas de sopas, son nutritivas y ricas que le aportarán energía a los niños, logrando combatir los malestares y resfríos de este invierno. Acompáñalas de un segundo plato si es necesario.

Temas: , , ,

Intoxicación por ingesta de alimentos
Te puede interesar:

Salubrista entrega consejos para evitar intoxicaciones