Pregorexia, la obsesión por la delgadez en el embarazo

Embarazada en el piso

 

Así como existe la anorexia, enfermedad que ataca mayoritariamente a mujeres las cuales dejan de alimentarse, también existe su enfermedad homóloga en mujeres embarazadas, llamada Pregorexia.

Experto: Paola Augant, Psicóloga

La Pregorexia es un trastorno alimentario que fomenta excesivamente la delgadez durante el embarazo. Se da en mujeres muy exigentes, pero a la vez inestables y con baja autoestima.

Las mujeres se preocupan de forma exagerada por su figura, además no quieren y tienen miedo a aumentar mucho de peso durante el embarazo, para lo cual restringen su ingesta calórica, pueden inducirse vómitos y aumentan su actividad física, para eliminar las pocas calorías que ingieren.

Es fundamental que las mujeres entiendan que existe un importante porcentaje del aumento de peso durante la gestación que es inevitable. Se distribuye entre el bebé, la placenta, el aumento del útero, el volumen sanguíneo y el líquido amniótico, sumado a la retención de líquidos, muy frecuente en el embarazo.

La Pregorexia es una enfermedad en un periodo delicado, ya que se trata de una mujer embarazada, porque el bebé se sustenta de la placenta; el bebé tendrá suficiente alimento mientras la placenta tenga de dónde sacar los nutrientes necesarios, es decir desnutriendo a la madre. Casos extremos, en que la placenta no tenga ya de dónde sacar nutrientes, causarán hasta la muerte de la madre y/o el bebé.

Esta enfermedad se puede extender en una paciente con anorexia, ya que uno de los síntomas de la anorexia es la amenorrea (la falta de menstruación), por lo que puede ser que una mujer con este tipo de alteración difícilmente quede embarazada. Sin embargo, durante el período de recuperación, puede haber ciclos irregulares que complican el orden de anticonceptivos y que se produzca el embarazo en esa circunstancia, en la cual la paciente todavía es muy vulnerable.

Otra posibilidad, es que una mujer que todavía no había desarrollado desorden en el hábito alimentario, lo desarrolle al principio del embarazo, siendo los principales detonantes alguna situación de cambio en su vida, como puede ser el mismo embarazo en su comienzo, ya que es el instante que se hacen más evidentes los cambios físicos derivados de la acumulación de tejido graso. Razón por la cual surge la Pregorexia en mujeres sin antecedentes.

Para un apropiado desarrollo del embarazo las mujeres deben controlar su peso, el promedio de kilos que una madre de peso normal tiene que subir varía entre los 10 y 15 kilos durante todo el embarazo, para una madre con sobrepeso se espera que sea entre 7 y 10 kilos y una madre que este bajo el peso normal debiera subir entre 15 a 20 kilos, los cuales son necesarios para todo el proceso fisiológico de la madre y el proceso de desarrollo fetal del bebé.

Las consecuencias que puede traer la desnutrición de la madre antes y durante el embarazo influyen en recién nacidos con bajo peso. Una mujer en edad fértil y con planes de embarazo que pesa menos de 50 kilos, tiene mayor riesgo de tener un niño desnutrido, sobre todo si no logra aumentar de peso durante la gestación.

En la adultez, debido a la programación fetal, ese hijo puede presentar resistencia a la insulina, obesidad, aumento del apetito, más acumulación de grasa en el tejido abdominal y mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Las mujeres con Pregorexia tienen problemas para crear vínculos afectivos y demostrar sus emociones. Por lo que puede tener problemas para generar vínculos con el bebé durante el periodo de lactancia.

El tratamiento para este trastorno alimenticio debe trabajar un equipo constituido por nutricionistas, psicólogos y psiquiatras. Para que el embarazo llegue a término y que el estado de salud (físico y psicológico) de la madre y del bebé no presente complicaciones.


alimentacion embarazo
Te puede interesar:

¿Qué comer entre la semana 13 a la 16 de embarazo?