Pregorexia

Todas las mujeres embarazadas experimentan grandes cambios, sobre todo físicos. En algunas ocasiones, la futura mamá se obsesiona con su aumento de peso, se siente demasiado gorda y comienza a dejar de comer. Este desorden alimenticio se llama pregorexia o anorexia del embarazo.

Experto: James Revelo, gineco-obstetra de Clínica Vespucio

La pregorexia es un trastorno psiquiátrico en el cual la mujer embarazada no come lo suficiente, llegando a veces al extremo de hacer dieta y una rutina de ejercicios excesiva, severa y extenuante para no subir de peso.

Por lo general, aquellas embarazadas que padecen pregorexia son anoréxicas desde hace tiempo. No obstante, puede ser que una mujer desarrolle este desorden alimenticio por primera vez durante el embarazo, debido al alza de peso que experimenta.

Eso sí, es importante no irse al otro extremo y abusar de una ingesta calórica, algo que ocurre habitualmente en nuestro país. En este sentido, el doctor James Revelo, gineco-obstetra de Clínica Vespucio es enfático en recalcar que “toda paciente embarazada debe seguir una pauta alimenticia balanceada para evitar precisamente el problema mayor del embarazo que es la obesidad. Las que tengan trastornos como la bulimia o anorexia son pacientes ya conocidas por tener estos cuadros y generalmente ya están en tratamiento psiquiátrico. A estas pacientes les cuesta tener ovulaciones y por lo tanto presentan poca fertilidad.

Por otro lado lo normal, a menos que el ginecólogo recomiende lo contrario, es que una mujer activa continúe haciendo ejercicio moderado diariamente entre media hora y una hora cada día. Lo que hay que recalcar es que el ejercicio no es para adelgazar sino para tener buena salud.

Sufrir este trastorno en el primer trimestre del embarazo puede causar:

  • Desnutrición
  • Anemia
  • Falta de calcio en los huesos
  • Baja producción de leche materna
  • Alteraciones hormonales
  • Pérdida excesiva del cabello
  • Piel seca, agrietada y deshidratada

Por lo general, estos problemas pueden revertirse después del parto, siempre y cuando se tenga la ayuda médica necesaria. Pero los efectos que puede generar en el bebé no siempre serán reversibles, ya que puede nacer con defectos en la formación del sistema nervioso del bebé e incluso malformaciones.

Durante el segundo y tercer trimestre de gestación, el trastorno alimenticio puede causar:

  • Disminución del líquido amniótico
  • Retraso del crecimiento intrauterino
  • Parálisis cerebral
  • Problemas cardiovasculares y digestivos
  • Defectos en el desarrollo de los huesos
  • Muerte fetal intrauterina

Algunos estudios recientes respecto de los hijos de mujeres pregoréxicas han demostrado que suelen tener un nivel intelectual más bajo, cabezas más pequeñas y experimentar distintos impedimentos fisiológicos y emocionales no sólo cuando pequeños, sino hasta la adultez.

Síntomas y tratamiento

La mujer que sufre pregorexia no es capaz de reconocer sus propios síntomas. Por esta razón, el papel de la familia es fundamental, ya que son ellos quienes pueden darse cuenta de la existencia de este trastorno y ayudarle a buscar la solución adecuada.

Señales de alerta:

  • Reducción del consumo de alimentos
  • Rechazo de su cuerpo
  • Rechazo a su embarazo
  • Ejercicio excesivo
  • Obsesión con su peso
  • Bajo peso durante el embarazo

Como se trata de un problema principalmente psiquiátrico, debe ser tratado lo antes posible. Si la mujer está buscando quedar embarazada, debe tratarlo antes de concebir. Además, es un desorden progresivo, por lo que mientras antes se atienda menor será el daño.

El doctor Revelo explica que “ningún medicamento para la reducción de peso está autorizado y por lo tanto no es recomendado durante el embarazo. No hay estudios realizados por un asunto ético lógico que incluya mujeres embarazadas y anorexígenos por lo tanto no se pueden usar ni indicar”.

Si ya estás embarazada y tienes este trastorno, o cualquier desorden alimenticio como la bulimia, debes acudir a un profesional médico para que conversen el problema.

Dentro de los tratamientos está la derivación a un nutricionista con experiencia en trastornos alimenticios para que pueda prescribirte una dieta sana que incluya vitaminas prenatales, y además te enseñe a comer sanamente.

Además, tu doctor te referirá a un psiquiatra para que trate tus problemas emocionales y psicológicos. Existen grupos terapéuticos de apoyo, en los que puedes conocer a otras mujeres que están pasando por la misma experiencia y pueden ayudarse mutuamente a superarla.


diabetes gestacional
Te puede interesar:

Preguntas sobre diabetes gestacional