Dile adiós a las molestas estrías durante el embarazo

estrías durante el embarazo

Sabemos que es muy difícil que no aparezcan las estrías durante el embarazo, así que no lo tomes personal, pon lo que sea debido de tu parte para evitarlas, pero debes estar consciente que probablemente no puedas evitarlas completamente.

Uno de los temores estéticos más grandes de las mujeres es la aparición de las estrías durante el embarazo, estas  se producen principalmente por el cambio abrupto del peso, cambios hormonales, problemas de alimentación e hidratación o por factores hereditarios. Generalmente se presentan en el abdomen, pechos y caderas.

En un período donde la piel se estira excesivamente, se pueden tomar ciertas medidas que te pueden ayudar a que esta resista amablemente al cambio de estas transformaciones:

  • Toma agua en abundancia: mínimo 8 vasos diarios. Esto permite mantener las células hidratadas.
  • Consume proteínas: carne, pescado, huevos y lácteos. También se debe priorizar los alimentos que contengan magnesio y vitaminas A, C y E.
  • Hidrata tu piel: la recomendación es hidratarla dos veces por día y preferir productos anti estrías que promueven la elasticidad. Aplica con masajes circulares estas cremas diariamente y una vez por semana, masaje con un aceite que contenga vitamina E, de esta forma la piel estará apoyada para la recuperación celular.
  • Realiza ejercicio regularmente. mantenerse en forma durante el embarazo es muy importante para estar bien y, además, un buen tono muscular evita las microroturas de la piel así que ¡a trabajar!
  • Evita la exposición al sol: y en caso de hacerlo, usa siempre un buen protector solar y, después, una loción after sun muy hidratante.
  • Masajea la piel: los masajes circulares en las zonas conflictivas –pecho, caderas, tripa y muslos- al aplicar la crema antiestrías estimulan la circulación. Para fortalecer la piel también puedes darte suaves pellizquitos.
  • No fumes: el tabaco está completamente contraindicado durante el embarazo porque daña al bebé, pero también la piel. Disminuye la producción de colágeno y elastina y, por lo tanto, favorece la aparición de estrías.
  • No te rasques: si sientes picazón puede deberse a que la piel se está estirando y por lo tanto generando estrías, si sientes eso, hidratate, masajeate con cremas pero por ningún motivo te rasques bruscamente o podrías romper tú misma los tejidos y favorecer la aparición de las temidas estrías.

Sabemos que es muy difícil que no aparezcan las estrías durante el embarazo, así que no lo tomes tan a pecho, no te preocupes en exceso por ellas y disfruta de la hermosa e inigualable etapa de tu embarazo.

Temas: ,

embarazada
Te puede interesar:

La diabetes gestacional aumenta el riesgo de mortalidad