¿Para qué realizarse el masaje perineal al final del embarazo?

masaje perineal

El masaje perineal se realiza al final del embarazo con el objetivo de evitar futuros desgarros y disminuir posibles episiotomías durante el parto. Además con este masaje se busca estirar, ablandar y darle más elasticidad al perineo para que al llegar al parto pueda abrirse cómodamente y la mujer no presente tanta molestia en ese momento.

¿A partir de qué momento debe comenzarse con el masaje perineal?

Lo más recomendable es comenzar a realizar el masaje perineal desde la semana 32 del embarazo y por lo general se utilizan aceites naturales (rosa mosqueta o de almendras) para llevar a cabo dicho masaje, también se puede usar un lubricante acuoso.

¿Quien realiza el masaje perineal?

Este masaje puede ser realizado por la misma embarazada o si prefiere por su pareja, lo importante es que ambos estén cómodos al momento de practicarlo.

¿Cómo se realiza el masaje perineal?

Para realizar el masaje perineal debes considerar lo siguiente:

• Primero es importante que laves bien tus manos y te ubique es un lugar donde te sientas cómoda, si el masaje lo vas a realizar tu misma debes tener cerca un espejo, el cual podrás utilizar para ubicar la zona del perineo y observarlo para familiarizarte con él.
Si tu pareja es quien realizará el masaje, lo más recomendable es que use los dedos índice y corazón, si en cambio lo aplicaras tu mismo el mejor dedo que puede usar es el pulgar.
• Colócate en una posición donde te sientas cómoda, puede ser en cuclillas o semisentada, lubrica tus dedos con el aceite y separa las piernas, luego procede a introducir tu dedo en la vagina unos 3-4 cm.
• Empuja el perineo hacia abajo cerca del recto y hacia los lados de la vagina firmemente hasta tener una sensación de quemadura. El tiempo inicial puede ser de 2 minutos y a medida que vayas practicando el masaje perineal el tiempo puede ir aumentado poco a poco hasta el momento en el que sientas molestia.
• Después de unos días de practicado el masaje podrás evidenciar los cambios en el perineo e iras sintiendo más flexibilidad en la zona.

¿Cuando no debe practicarse el masaje perineal?

En los siguientes casos no es recomendable practicar el masaje perineal:

• Cuando la embarazada presentó infecciones vaginales con frecuencia durante el embarazo.
• Existencia de amenaza de aborto prematuro.
• Lesiones vaginales.
• Placenta previa.
• Ruptura prematura de membrana.
• Cesárea programada.
• Entre otros.

Temas: , ,

madre e hija
Te puede interesar:

Carta a la futura hija que está por nacer