¿Podemos tomar plantas medicinales durante el embarazo?

tomar plantas medicinales durante el embarazo

Algunas mujeres prefieren recurrir a la medicina complementaria durante el embarazo, y tiene muchos años de existencia, no obstante, ahora es posible conocer de mejor forma específica sus virtudes y efectos secundarios. Es importante que conozcas cuáles son las más adecuadas durante la gestación y para qué sirven.

Al uso de las plantas medicinales y sus derivados se les conoce como fitoterapia, y puede llegar a convertirse en gran aliada para las mujeres durante la gestación. Además de la medicina farmacológica, la naturaleza también nos ofrece múltiples beneficios que permiten que estemos saludables durante el embarazo y que además garantizan el buen desarrollo del bebé.

La fitoterapia en el embarazo se usa para aliviar molestias y prevenir complicaciones o dificultades que generalmente aparecen con la gestación, sin embargo, no se deben ingerir sin antes consultar con el médico los pro y los contras, asimismo, no es aconsejable exceder las tomas ya que sus efectos puedes ser contraproducentes.

Hierbas que podemos ingerir durante el embarazo

Tilo:

La usamos normalmente para calmar los nervios, y preparándola con una apetitosa infusión logra no solo calmar cuadros de estrés, sino también previene los tromboembolismos (coágulo que se ubica  en el sistema vascular y se desplaza hacia el torrente sanguíneo). Además, si sufres de constantes migrañas puede hacer té de tilo con la corteza y verás qué tan efectivo es.

Jengibre:

Con solo poner a hervir un poco de la raíz del jengibre, puedes minimizar las náuseas, mejorar el proceso digestivo y bajar los niveles de dolencias e incomodidades en el abdomen. Se puede tomar un ingerir diario.

Sábila:

La sábila o Aloe vera, es comúnmente utilizada gracias a sus múltiples beneficios. Ayuda a aliviar la dermatitis, cicatriza, mejora y calma las quemaduras. Sin embargo, ni los niños y tampoco las embarazadas deben consumirlo porque al ser diurético puede provocar contracciones.

Caléndula:

Podemos adquirir en el mercado pomadas, cremas o ungüentos elaborados con esta planta, misma que ayuda a aliviar las varices incipientes. Debes tener en cuenta que no se puede consumir ninguna infusión de esta planta porque puede afectar el útero.

Manzanilla:

Alivia los dolores de barriga y minimiza la sensación de dolor de cólico.

Hoja de frambuesa:

Ayuda a tonificar la masa muscular del útero, lo que favorece el trabajo de parto, esta planta además proporciona vitamina E, calcio y hierro.

Efectos secundarios de las plantas

Utilizar los recursos naturales pueden beneficiar o no el embarazo, por eso se les debe dar el uso correcto porque pueden ser muy delicados; por ejemplo,  el estafiate, es bueno para los cólicos, pero podría causar anomalías en el feto.

De igual forma, la valeriana interfiere con la utilización de medicamentos antidepresivos, la manzanilla o camomila si se toma excesivamente puede causar insomnio, y el árnica puede estimular los derrames en la sangre.

Por eso es importante consultar con el médico sobre su uso y cantidades necesarias, que eviten poner en riesgo tu bienestar y el de tu bebé.

Temas: , ,

Relacionados

Café en el embarazo
Te puede interesar:

Café en el embarazo