Los pasos que se deben dar si tu hijo sufre bullying

bullying

El bullying es más común de lo que se cree. Lamentablemente, pocos padres están al tanto de la situación, ya que los niños se quedan callados por temor a que los agredan más o que no los entiendan.

¿Qué es el bullying? No se limita al abuso físico, sino también verbal o emocional, por parte de un compañero a otro. Si sospechas que tu hijo puede ser víctima de un niño abusón, presta atención.

La comprensión es esencial

Primero, debes entender cómo se siente tu hijo y cómo le afecta lo que le está pasando. Las reacciones son diversas, un niño víctima de acoso en el colegio puede presentar dolor, enojo, miedo, impotencia, sentimientos de soledad, aislamiento o vergüenza.

Esto es peligroso porque dichos sentimientos pueden causar problemas emocionales como depresión, ansiedad, estrés y mermar el amor propio. Sumado a esto, el niño puede sentir que es responsable de lo que le pasa; los sentimientos de culpabilidad pueden afectar incluso físicamente.

Fíjate en la actitud que tiene el pequeño respecto al colegio: si no quiere ir o le genera angustia el estar con sus compañeros de clase.

Qué hacer para ayudarlo 

Elige un momento en el que le puedas conversar calmadamente sobre lo que le está sucediendo. Asegúrale que no es el culpable de la mala conducta de sus compañeros ni que se trata de un comportamiento merecido por algo que él haya hecho.

Señálale que, por lo general, los “abusones” han experimentado agresiones ellos mismos o circunstancias penosas en su hogar.

Enséñale a defenderse, pero sin golpes. Más bien, con estrategias para desarmar a quien lo agreda, así como técnicas para manejar la ansiedad. Muéstrale cómo comunicar lo más pronto posible de cualquier tipo de bullying que sufra.

Algunas recomendaciones que puedes darle son:

  • Acompañarse de otras personas o compañeros cuando vaya a la escuela o esté ahí.
  • Pensar en qué situaciones podrían llevar a una agresión y cómo evitar al matón para que éste no siga desquitándose con él.
  • Contarle inmediatamente a un adulto si le hacen daño o lo molestan.
  • Buscar ayuda si ve que están acosando a otro compañero.

Por último, recuerda que es bueno acudir a los profesores para que formen un equipo contra el bullying en el lugar de estudios.

 


Uso de analgésicos en los niños
Te puede interesar:

En los niños: ¿Cuándo usar analgésicos?