¿Qué hacer para que el niño controle su propia orina?

Micciones nocturnas

La facultad de poder controlar los movimientos intestinales, como también los de la orina, puede ser adquirida por la mayoría de los niños antes de los cuatro años. Pero eso no es común en todos, porque cada niño tiene su propio ritmo.

¿Cuándo quitarle los pañales al niño?

  • Lograr quitarle el pañal al niño, resulta un proceso lento y que necesita de una buena dosis de paciencia, observación, ánimo y perseverancia por parte de la familia y de los educadores, además de respeto por parte de los padres hacía los niños.
  • Lo primero que debe hacerse y, por supuesto que en términos generales, es no tratar de igualar la edad del niño, con las capacidades «normales» que deberían tener según la sociedad.
  • Se debe entender que cada niño es un mundo distinto, por lo tanto, personalidad, así como sus capacidades son diferentes entre sí.
  • Es por esto que, no todos los niños empiezan a caminar cuando cumplen el primer año de edad.

Pasos a tener en cuenta

  • Lo mejor es ponerle mucha atención a sus movimientos, especialmente, luego del segundo año de vida, y en casos excepcionales, un poco antes.
  • Algunos niños pueden empezar a darse cuenta cuando tienen y llevan sucio el pañal e, incluso, son capaces identificar el momento en que están haciendo orinando o defecando.
  • Otros avisan que se han hecho orinado o defecado, o, en el mejor de los casos, avisan antes de hacerlo.
  • Existen niños que también piden un cambio de pañal e incluso, se niegan a que se lo vuelvan a poner. Si este momento ha llegado para el niño, es tiempo de comenzar el proceso.

La importancia del orinal o bacinica

  • Para esto, es aconsejable enseñarle a orinar o defecar en una bacinica adecuada para su edad.
  • Una vez que el niño haga sus necesidades en el respectivo lugar, será consciente de «su gran y primera obra», y eso lo motivará a repetir la acción en el futuro.
  • Obviamente, el niño necesitará tiempo para familiarizarse con su orinal.
  • Se le tiene que dejar jugar con él, y que se siente, con o sin pañal, para que el niño logre crearse un hábito, la técnica del refuerzo es clave.
  • La alegría y la satisfacción de los papás, motivarán al niño para que siga con su conquista.
  • El proceso total, puede tomar unas dos semanas o medio año.
  • Si durante este tiempo los papás ven que el niño no lo logra, mejor será que olviden el tema y que su hijo vuelva a los pañales, dentro de unos meses seguramente, cumplirá el objetivo y podrá ser feliz sin los pañales, no debemos obligarlos o castigarles.
Temas: , ,

niño jugando solo
Te puede interesar:

Consejos para criar a un hijo único