Niños celíacos: ¿Intolerancia al gluten?

Niños celíacos

Los niños y bebés con celiaquía padecen de una enfermedad intestinal crónica, y aunque la intolerancia al gluten es bastante común, su incidencia es notoria en países europeos, sobre todo en España, donde, según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), uno de cada 200 o 300 nacidos vivos en España puede padecer la enfermedad celíaca. 

¿Qué es la intolerancia al gluten?

Esta enfermedad se trata de una dolencia digestiva que daña el intestino delgado por su sensibilidad (la intolerancia permanente al gluten), proteína que se encuentra en la harina de cereales como: trigo, centeno, cebada, malta y avena.

La ingesta de alimentos con gluten ocasiona lesiones progresivas en las vellosidades del intestino que son las encargadas de absorber los nutrientes de los alimentos, transportarlos por la sangre y distribuirlos por todo el organismo.

Cuando las vellosidades se dañan, se genera una mala absorción de nutrientes, y en consecuencia, los niños celíacos pueden padecer malnutrición, y otras enfermedades que deben controlarse mediante una buena dieta.

Prevención y grupos de riesgo de la enfermedad celiaca

En la actualidad, no es posible prevenir la enfermedad, pero sí están establecidos los grupos de riesgo para los niños celíacos, como  familiares de primer grado, pacientes con diabetes tipo 1, o diagnosticados con Síndrome de Down. Asimismo, la celiaquía afecta generalmente a personas blancas y es más frecuente en mujeres que en hombres y además es hereditaria.

Síntomas más comunes del niño celíaco

  • Diarrea o estreñimiento
  • Pérdida constante de peso, a pesar de tener buen apetito
  • Cólicos intestinales, gases, flatulencia
  • Heces malolientes y de poco color
  • Retraso en el desarrollo y crecimiento
  • Fatiga y poca energía
  • Anemia
  • Dolores abdominales
  • Hinchazón abdominal
  • Calambres
  • Dolores en huesos y articulaciones
  • Erupción en la piel
  • Osteoporosis
  • Defectos en el esmalte dental

Estos síntomas pueden ser señal de otra enfermedad, así que para confirmar el problema de niños celíacos es necesario realizar exámenes y análisis profundos, es recomendable consultar al médico sobre el diagnóstico y sobre lo que debe hacerse, tomando en cuenta que los síntomas varían según la edad. 

3 signos ocultos de la enfermedad celíaca en los niños

Algunos niños muestran pocos o ningún signo de enfermedad celíaca, pero está atento a estos 3 síntomas de la enfermedad celíaca para ver si su hijo debe ser examinado.

Michele Alkalay, M.D., Directora del Programa de Enfermedad Celíaca Pediátrica en Children’s Health℠ y Profesora Asistente en UT Southwestern, dice que un tercio de los niños con enfermedad celíaca no muestran ningún síntoma. Sin embargo, hay signos de enfermedad celíaca que los padres u otros miembros de la familia pueden notar en los niños celíacos.

Síntomas ocultos en niños celíacos

1. Dolor abdominal crónico

El dolor abdominal crónico es un dolor que se presenta durante más de tres meses, aunque puede aparecer y desaparecer durante ese tiempo. Si tienes un niño celíaco y come gluten, este puede inflamar el revestimiento de los intestinos y causar este dolor.

Dado que muchos otros problemas también pueden causar dolor abdominal crónico, siempre debes llevar a tu hijo al pediatra si tiene un dolor abdominal constante o prolongado.

Si el dolor es realmente severo, debes ir a la sala de emergencias. Si el dolor dura meses e impide la actividad diaria de tu hijo, debe ser evaluado por un médico

2. Estreñimiento

El estreñimiento es una afección digestiva común que los niños pueden tener si no evacuan con regularidad o, cuando lo hacen, les resulta muy difícil ir al baño. Los niños pueden desarrollar estreñimiento por muchas razones, incluida la enfermedad celíaca.

La causa número uno de estreñimiento son los problemas funcionales. Los niños con estreñimiento funcional no tienen problemas de salud, pero no pueden ir porque lo aguantaron demasiado tiempo, no obtienen suficiente fibra de los alimentos o no beben suficiente agua.

Es muy poco común que los niños, especialmente los adolescentes, se estriñen si beben líquidos y llevan una dieta rica en fibra. Ahí es cuando comenzamos a buscar problemas como la enfermedad celíaca o problemas de tiroides.

3. Crecimiento deficiente

El crecimiento deficiente puede ser un síntoma sutil en niños celíacos. Puedes notar que tu hijo no es lo suficientemente alto o lo suficientemente grande cuando lo ves de pie junto a sus compañeros de clase. También puedes notar que has dejado de comprar ropa nueva para tu hijo. Por ejemplo, es posible que tu hijo no haya aumentado una talla en la ropa durante más de un año o su ropa te parezca demasiado holgada.

Por lo general, un signo de celiaquía es alguien que no aumenta de peso y tiene la barriga hinchada.

Otros síntomas de enfermedad celíaca

Otros síntomas comunes que los padres pueden notar incluyen fatiga, diarrea crónica, erupciones cutáneas o anemia. Los especialistas animan a los padres a que consulten con un pediatra o un especialista para averiguar si es necesario realizar pruebas de detección de la enfermedad celíaca antes de realizar cambios en la dieta. La detección de la enfermedad celíaca a menudo implica un análisis de sangre.

Si tienes alguna sospecha de que tu hijo tiene enfermedad celíaca, debe hacerse un análisis de sangre en el consultorio de un pediatra o en el consultorio de un gastroenterólogo pediátrico. No se recomienda evitar el gluten a menos que sea médicamente necesario.

Si bien la enfermedad celíaca es una afección de por vida, los síntomas se pueden controlar con una dieta estricta sin gluten. En Facemamá alentamos a los padres a estar atentos a las señales para ayudar a diagnosticar y tratar el problema a tiempo.

Temas: , ,

limitar el uso del teléfono
Te puede interesar:

Cómo limitar el uso del teléfono en niños y adolescentes