Cordón umbilical: Todo lo que debes saber sobre su estructura y funciones

El cordón umbilical es un órgano vital que conecta al feto con la placenta en su cara fetal y le provee de oxígeno y nutrientes necesarios para su desarrollo durante el embarazo. Cada vez más padres se interesan en conocer los aspectos importantes que rodean al cordón umbilical, tales como su estructura, funciones, cuidados y posibles complicaciones.

Estructura y funciones del cordón umbilical

El cordón umbilical está formado por dos arterias y una vena cubiertas por una sustancia llamada «gelatina de Wharton». Durante el embarazo, el cordón umbilical se encarga de llevar la sangre rica en nutrientes y oxígeno desde la placenta hacia el feto, y a su vez, de eliminar los residuos y la sangre pobre en oxígeno del feto hacia la placenta para que ésta los elimine.

A diferencia de lo que se cree comúnmente, el cordón umbilical no está formado por nervios, por lo que el corte en el parto no genera dolor alguno para el recién nacido.

Complicaciones del cordón umbilical

Aunque el cordón umbilical es fundamental para el bienestar del feto durante el embarazo, existen distintas complicaciones que pueden afectarlo. Algunas de estas complicaciones pueden poner en riesgo la vida del feto, pero controladas a tiempo no tienen por qué convertirse en un problema grave.

Entre las complicaciones más comunes que pueden afectar al cordón umbilical durante el embarazo se encuentran:

  • Falsos nudos o torceduras de los vasos
  • Circulares producidas a nivel del cuello o de alguna de las extremidades
  • Inserción velamentosa del cordón umbilical
  • Nudos reales de cordón

Estas complicaciones pueden ser detectadas a menudo por un ultrasonido prenatal, lo que ayuda al médico a proporcionar un parto seguro tanto para la madre como para el recién nacido.

Al respecto, el Doctor Zañartu:

Las complicaciones con el cordón umbilical pueden surgir durante el embarazo principalmente. “Van desde falsos nudos o torcedura de los vasos, a las circulares producidas a nivel del cuello o de alguna de las extremidades, que por lo general son inofensivas, pero que en algunas ocasiones pueden inclusive causar la muerte del feto, como es el caso de los nudos reales o la inserción velamentosa del cordón umbilical”, comenta el doctor Zañartu. El especialista agrega que se procede a operar “cuando se trata de una inserción velamentosa o un nudo real de cordón que ponen en peligro la vida del feto al momento del pre-parto y parto”.

Uno de cada 5 mil embarazos sufre torcedura de los vasos sanguíneos del cordón. Estas complicaciones pueden ser detectadas a menudo por un ultrasonido prenatal, lo que ayuda al médico a proporcionar un parto seguro tanto para la madre como para el recién nacido.

Cuidados del cordón umbilical

Después de que el niño nace, el cordón umbilical se corta dentro de los primeros 30 minutos de vida. Normalmente, éste se cae solo y tiene un mecanismo de sujeción natural. Sin embargo, en algunos casos, el médico lo corta de manera manual y se permite en ocasiones que el padre corte el cordón, lo que puede ser una experiencia poderosa que les ayuda a sentirse parte del alumbramiento.

Es importante mantener el cordón umbilical limpio y seco para evitar posibles infecciones. El cordón restante tarda de dos a tres semanas en secarse y caerse, dejando una pequeña costra que sana con el pasar de los días, transformándose en el ombligo.

Datos oficiales de organismos y especialistas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el corte precoz del cordón umbilical (menos de un minuto después del nacimiento) podría aumentar el riesgo de anemia en los recién nacidos y por ello se recomienda que el corte sea tardío, cuando el cordón deja de latir o después de dos minutos desde el nacimiento.

El doctor Sergio Zañartu, ginecólogo de Clínica Ciudad del Mar en Chile, comenta que los nudos reales de cordón o una circular de cordón pueden producir alteraciones de la frecuencia cardíaca fetal (bradicardia), la que es detectada por medio del monitoreo fetal durante el proceso previo al parto.

En caso de complicaciones como la inserción velamentosa del cordón umbilical o un nudo real de cordón que ponga en peligro la vida del feto, es necesario proceder a operar al momento del pre-parto y parto bajo la guía de un especialista.

Retrasar el corte del cordón umbilical

Retrasar el corte del cordón umbilical tiene una serie de beneficios para el recién nacido. A continuación, te detallo algunos de ellos:

  • Mayor transferencia de sangre: Cuando se retrasa el corte del cordón umbilical, se permite que una mayor cantidad de sangre rica en oxígeno y nutrientes fluya desde la placenta hacia el bebé. Esto puede proporcionarle al recién nacido un suministro adicional de hierro y células madre, que son fundamentales para el desarrollo y el sistema inmunológico.
  • Reducción del riesgo de anemia: El retraso en el corte del cordón umbilical se ha asociado con una disminución en el riesgo de anemia en los primeros meses de vida. Esto se debe a que hay una transferencia más prolongada de hierro desde la placenta hacia el bebé, lo que puede ayudar a evitar la deficiencia de hierro y sus consecuencias negativas en el desarrollo.
  • Mejor salud cardiovascular: Al retrasar el corte del cordón umbilical, se permite que el bebé reciba una mayor cantidad de sangre con una mayor concentración de células madre y factores de crecimiento que promueven la salud cardiovascular a largo plazo. Esto puede tener efectos positivos en la presión arterial, la capacidad de adaptación al estrés y la función cardiaca en la vida adulta del individuo.
  • Desarrollo del sistema inmunológico: Las células madre presentes en la sangre del cordón umbilical tienen propiedades regenerativas y antiinflamatorias, lo que puede fortalecer el sistema inmunológico del bebé. Un retraso en el corte del cordón umbilical permite que estas células madre se transfieran en una mayor cantidad al recién nacido, lo que podría mejorar su capacidad para combatir infecciones y enfermedades.
  • Beneficios en casos de parto prematuro: El retraso en el corte del cordón umbilical puede ser especialmente beneficioso en casos de parto prematuro. La transferencia prolongada de sangre y nutrientes desde la placenta ayuda a mejorar la adaptación y la estabilización del bebé prematuro.

En resumen

Cabe destacar que estos beneficios se basan en investigaciones y recomendaciones de expertos, como la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, es importante recordar que cada caso es único y que las decisiones sobre el manejo del cordón umbilical deben discutirse con los profesionales de la salud que llevan el embarazo y el parto.

El cordón umbilical es un órgano vital que conecta al feto con la placenta en su cara fetal, proporcionándole oxígeno y nutrientes necesarios para su desarrollo durante el embarazo. Aunque pueden surgir complicaciones durante el embarazo que afecten al cordón, controladas a tiempo no tienen por qué convertirse en un problema grave.

Es importante mantenerlo limpio y seco después del parto para evitar posibles infecciones y seguir las recomendaciones de expertos como la OMS y el doctor Sergio Zañartu para un parto seguro tanto para la madre como para el recién nacido.


Liposucción y embarazo
Te puede interesar:

Liposucción y embarazo: tratamiento de belleza