Consejos para tomar el sol si estás embarazada

tomar el sol durante el embarazo

Durante el embarazo, serán muchas los consejos y recomendaciones que recibirás, sin embargo, muchas se basan en mitologías populares, por eso es importante consultar cualquier duda o inquietud con el médico, sobre todo si eres mamá primeriza.

Efectivamente en el embarazo debes evitar comer algunas cosas y adecuar tu ritmo de vida diaria, protegiendo el bienestar del bebé y la tuya. No obstante, esto no quiere decir que todo esté prohibido, si deseas viajar, y disfrutar del verano y los días de playa, no olvides tomar algunos consejos sobre tomar el sol si estás embarazada. 

Precauciones para tomar el sol durante el embarazo

  • Tomar el sol durante el embarazo requiere cuidados desde el primer momento, usar protector solar y cremas para la piel ayudan a prevenir irritación y la aparición de cloasma gestacional. 
  • Es importante renovar la aplicación de crema o protector solar cada dos horas además de colocarla nuevamente luego de cada baño.
  • Si ya tienes áreas en la piel con manchas, debes incidir en ellas para que no se oscurezcan debido a la exposición solar.
  • Las quemaduras del sol o el exceso de calor aumentan los sofocos, por lo que es conveniente evitarlos.
  • Si estás en la playa, río o piscina, especialistas recomiendan usar bañador y no bikinis, así se evitará la aparición de la línea alba, sin embargo, también puedes tomar el sol exponiendo la barriga siempre que uses protector solar adecuadamente.
  • Para evitar los efectos negativos de tomar el sol, se debe evitar largas exposiciones al sol y por el contrario escoger la sombra fresca, así se prevendrá la hipertermia en el embarazo, los mareos o la insolación.
  • Las manchas en la piel pueden intensificarse con los rayos del sol, es ideal consultar con el especialista cuál es la crema ideal según el tipo de piel y la condición de las marcas. 
  • Usar gorras, gorros o sombreros, ayudará a proteger tu rostro, también es recomendable que lleves sombrilla.
  • No se debe tomar el sol boca abajo si estás embarazada y tampoco estar acostada en una toalla de cara al sol durante las últimas semanas de gestación.
  • Lo más aconsejable es estar en constante movimiento, buscar la sombra o caminar por la orilla, de esta forma mejorará también la circulación de las piernas.

Así que si vuelves a escuchar que es malo tomar el sol si estás embarazada, recuerda que sólo te expones si no usas la protección adecuada. Siempre que el médico no prescriba lo contrario, tomar un poco de sol en el embarazo, puede otorgar algunos beneficios. 

Temas: , ,

ideas para hacer en pareja antes del bebé
Te puede interesar:

10 cosas para hacer en pareja antes de la llegada del bebé