Cómo prevenir anomalías congénitas

prevenir anomalías congénitas

Una anomalía congénita es un trastorno que generalmente suele ser hereditario, y ocurre durante el nacimiento o antes del mismo. Estas pueden ser producidas por una alteración que se suscite durante el desarrollo embrionario, el parto, o por un defecto hereditario.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que a nivel mundial fallecen alrededor de 270.000 niños por anomalías congénitas, siendo las más comunes:

Actualmente existen múltiples tipos de anomalías congénitas, pero las más comunes son de origen multifactorial o poligénica, presentes en el 65% de los casos. Las anomalías de origen cromosómico suponen sólo el 10% que se detectan durante la gestación, siendo la más frecuente el Síndrome de Down y el Síndrome de Edwards o el Síndrome de Patau las menos usuales.

Importancia de los controles ginecológicos

Especialistas recomiendan que las mujeres embarazadas estén contraladas por su médico de confianza, pero además de las visitas al ginecólogo son necesarios una serie de análisis y pruebas que el médico considere vitales para el seguimiento correcto del embarazo, entre ellos destacan el Test de cribado del primer trimestre. Según sean los resultados de este y considerando anomalías cromosómicas en gestaciones anteriores, la edad de la madre, el estado socioeconómico, el tipo de alimentación que la madre tenga y los hábitos en su vida, es posible que el doctor requiera la realización de una amniocentesis.

El Test de cribado

Es una prueba inofensiva pero con una eficacia de alto nivel, y se ofrece con independencia de la edad materna. Esta se realiza a través de un examen de sangre en la mujer embarazada, entre la semana 8 y 10 de gestación. Mediante esta se estudian dos valores:

es una prueba inocua, con una altísima eficacia, que se ofrece con independencia de la edad materna. Se realiza mediante un análisis de sangre de la embarazada (entre las semanas 8 y la 10 de gestación) y se estudian dos valores: la fracción beta de la hormona hCG y la proteína placentaria asociada al embarazo (PAPP-A).

¿Cómo prevenir estas anomalías?

Si bien es cierto que existen anomalías que son irremediables, también están las que sí se pueden reducir tomando en cuenta las pautas preventivas adecuadas:

  • La supervisión médica durante el embarazo es imprescindible para descartar, detectar o tratar problemas de salud que representen algún riesgo para el feto.
  • También es importante que la madre mantenga una dieta alimenticia balanceada que le aporte los nutrientes necesarios (ácido fólico, calcio, hierro, entre ellos).
  • Asimismo, es necesario erradicar del día a día sustancias nocivas como el alcohol y el tabaco.

Estas son las razones por las que es verdaderamente importante que la madre se realice pruebas prenatales.

Temas: , ,

Relacionados

Pruebas para detectar anomalías en el embarazo
Te puede interesar:

Pruebas para detectar el Síndrome de Down y anomalías en el embarazo