Concentración y memoria en el embarazo

Concentración y memoria en el embarazo: Aunque no estés acostumbrada vas a tener que aprender a delegar responsabilidades en esta etapa de la vida, porque es algo que le ocurre a muchas embarazadas. Pero no te preocupes, después del nacimiento de tu bebé todo volverá a la normalidad.

Experto: Guido Juárez, gineco-obstetra del Hospital Clínico de la Universidad de Chile

A muchas mujeres les ocurre que durante el embarazo no tienen la rapidez mental de siempre y más aún, se les olvidan cosas que antes jamás hubiesen olvidado. También se desconcentran con mayor facilidad o les cuesta focalizarse en el trabajo.

Se dice también que ahora tienes «Cerebro de mamá», donde tu prioridad mental número uno es tu bebé en crecimiento, por lo tanto las demás cosas pasan a ser menos importantes para tu atención.

Por un lado algunos investigadores han especulado que esto se debe a cambios hormonales que reducirían el tamaño de las neuronas y alterarían su interconexión, alterando las sustancias que se encargan de enviar señales bioquímicas entre las neuronas. Otros argumentan que la razón de que estés teniendo problemas de concentración, se debe a la privación del sueño y a la aguda curva de aprendizaje para convertirte en madre.

El doctor Guido Juárez de león, gineco-obstetra del Hospital Clínico Universidad de Chile, explica que “no hay cambios anatómicos a nivel cerebral. Las neuronas no cambian. Lo que ocurre es que la embarazada está más pendiente de los grandes cambios que se avecinan. Un bebe cambia nuestra vida para siempre. Además la embarazada duerme mal. Esto debido a dos factores. El primero es la incomodidad física y el segundo es el aumento de los sentidos que casi todas las embarazadas sufren, los olores y sonidos se perciben más.»

El especialista agrega que “el sentido de alerta está sumamente exaltado, la embarazada despierta por cualquier cosa y ya no puede conciliar el sueño. Hay quienes postulan que son estímulos naturales que persisten desde la época en que vivíamos en las cavernas y nos cazaban. Las desventajas físicas del embarazo fueron suplidas por mejores sentidos que permitían a las embarazadas salvarse ella y su bebé”.

Si te sientes particularmente dispersa, aquí hay algunas cosas que puedes hacer:

Darse permisos: ten en cuenta que estás en un momento totalmente distinto de tu vida, por lo que es bueno que te des ciertos gustos y algún tiempo de relajo. Además, asegúrate de dormir lo suficiente.

Pega recordatorios de las tareas importantes: ponlos en un lugar vistoso, graba en tu contestador un mensaje recordatorio para ti misma y, por supuesto, también puedes pedirle a tu pareja o un amigo cercano que te ayude a recordarlos.

Confía en tu pareja para compartir la carga: si vas al supermercado y olvidas comprar la mitad de los alimentos que necesitabas, pide a tu pareja que te ayude la próxima vez, ya sea que te acompañe o bien, que realice una lista cuando se dé cuenta que falta algo.

Pospón algunas cosas para después del parto: aprovecha el embarazo para divertirte.

Aprende a delegar: confía en quienes te rodean para que no tengas ese stress de tener que recordar y hacer todo tú.

Con respecto al consumo de ciertos medicamentos para ayudar a concentrarse, el especialista explica que no es recomendable tomar medicamentos ya que no se trata de una enfermedad. La embarazada debe «acomodarse». Asegurar comodidad, silencio y tranquilidad a la hora de dormir. Si trabaja debe llegar a descansar. El fin de semana es para recuperar en el sueño y no dedicarlo a labores de casa. En consecuencia, debe tener un apoyo seguro y permanente en su entorno”.


nacimiento del bebé
Te puede interesar:

Cosas que debes hacer antes del nacimiento del bebé