Tacones altos en el embarazo ¿Usarlos o no?

A muchas mujeres les encanta usar tacones, pero se les aconseja no usarlos durante el embarazo. La mayoría de los médicos también opinan que los tacones y el embarazo no van de la mano y sugieren que las mujeres los eviten durante la gestación debido a los riesgos asociados con su uso.

Las futuras madres que no estén seguras de si deberían o no evitar sus talones encontrarán útil este artículo. Aquí, hablaremos sobre los riesgos potenciales de usar tacones y también compartiremos algunos consejos para garantizar tu salud y la de tu bebé si deseas usar tu par favorito en una ocasión especial.

Riesgos de usar tacones en el embarazo

1. Calambres en la pantorrilla

El uso de tacones en el embarazo contrae los músculos de la pantorrilla y ejerce presión sobre ellos. Esto conduce a calambres en las pantorrillas, que pueden empeorar durante la gestación.

2. Dolor de espalda

Los tacones están destinados a alterar la postura y darles a las mujeres una espalda más redondeada y más definida. Esto sucede porque los tacones altos hacen que los músculos pélvicos se doblen hacia adelante. Como habrás ganado algo de peso durante el embarazo, este cambio de postura ejercerá mucho estrés en tu espalda y te causará dolor. El embarazo también afloja los ligamentos de las piernas y la espalda baja. Dado que los talones ejercen una gran presión sobre la espalda y la región de la pelvis, estos ligamentos no podrán soportarlos, lo que provocará mucho dolor en la espalda

3. Pérdida de equilibrio

El peso del embarazo, además de los cambios hormonales en el cuerpo, puede debilitar los tobillos, lo que puede disminuir tu capacidad de equilibrar tu cuerpo. Usar tacones altos puede afectar aún más tu equilibrio y hacerte más susceptible a tropezar y caer. Esto puede causarte lesiones innecesarias a ti e incluso a tu bebé en desarrollo

4. Pies hinchados

Debido al exceso de retención de líquido en el cuerpo, es posible que tus pies, tobillos e incluso tus piernas se hinchen bastante. Esto puede dificultar caminar o estar de pie durante mucho tiempo. Usar tacones en el embarazo solo puede agravar tu dolor, ya que hará que se acumulen más líquidos en tus pies.

Entonces, claramente, existen varios riesgos asociados con el uso de tacones en el embarazo. Pero, si deseas usar tu par favorito para una ocasión especial, puedes considerar los consejos de seguridad que se detallan a continuación.

¿Qué considerar si deseas usar tacones en el embarazo?

A pesar de los riesgos, si aún deseas usar tacones altos durante el embarazo, considera alguno de estos consejos:

  • Si lo deseas, puedes usar tacones en el primer trimestre. Sin embargo, evita usarlos más allá de ese período, ya que podría afectar tu salud y la de tu bebé. Esto se debe a que tu cuerpo sufre cambios hormonales y los músculos de los pies comienzan a estirarse. Incluso en el primer trimestre, usa solo tacones más cortos y resistentes que te permitan caminar cómodamente.

  • Adiós a los tacones de aguja o zapatos con tacones delgados y puntiagudos. Estos tacones no podrán brindarte ningún tipo de apoyo y afectarán tu equilibrio, más aún durante el embarazo. En cambio, puedes optar por tacones de bloque o cuñas que brindan un mejor soporte y equilibrio a tu cuerpo. Como aumentarás de peso durante el embarazo, tu centro de gravedad cambiará y caminar con los talones durante este tiempo puede afectar la forma en que caminas. Incluso puede hacer que tus articulaciones sean inestables y ejercer mucha presión sobre tus músculos.

  • Invierte en buenos zapatos. Los zapatos más baratos no son resistentes y los talones pueden romperse en cualquier momento, especialmente si tienen demasiado peso. Por lo tanto, puedes invertir en un buen par de tacones duraderos si deseas usarlos durante el embarazo.

  • No te pares ni pises los talones por mucho tiempo. Toma descansos e intenta sentarte tanto como sea posible. Estar parado durante largas horas también podría causar molestias y aumentar los riesgos de una caída. Puedes considerar llevar un par de zapatos cómodos para cambiarte.

  • Compra zapatos que te queden cómodos y no te sujeten los pies con demasiada fuerza. No uses tacones todos los días. Los zapatos son una mejor opción para el uso diario.

¿Qué hacer si presentas molestias post uso de tacones?

En caso de que sienta molestias mientras usas tacones, prueba algunos ejercicios de estiramiento para las pantorrillas y los tobillos. También puedes masajear suavemente tus pies para aliviar el dolor. No uses tacones por más de dos horas seguidas.

¿Existen afecciones médicas?

Si bien no existe una afección médica que evite que las mujeres embarazadas usen tacones, aun así no se recomienda debido a la incomodidad y el dolor que causa. Sin duda, pasarás por muchos cambios durante el embarazo, y tu cuerpo tendrá un peso extra que ya está ejerciendo presión sobre los pies y los músculos de los tobillos y las rodillas.

El uso de tacones solo empeorará todo esto, y es exactamente por eso que los médicos recomiendan que las mujeres embarazadas usen zapatos cómodos durante el embarazo. Además, por un par de tacones de moda no vale la pena arriesgar tu salud y el bienestar de tu bebé. 

¿Qué puede pasar si usas tacones en el embarazo?

  • Podrías perder el equilibrio y caerte. Es un fenómeno físico: tienes una gran panza que por inercia se inclina hacia adelante. Usar tacones es un riesgo, ya que podrías irte al suelo con todo tu cuerpo sobre tu vientre.

  • Podrías torcerte el tobillo. Debido al peso extra, los músculos están más sensibles en el embarazo. Por otro lado, en esta etapa aumenta la relaxina, hormona que favorece el ablandamiento y estiramiento muscular, tan necesario para el trabajo de parto. Los tacones podrían generarte un esguince o torcedura muy incómoda para tu embarazo.

  • Podrían dolerte los pies. El embarazo de por sí causa hinchazón y dolores en los pies. No sería lo más apropiado agravar este problema con tus stilettos, por muy en onda que estén. Además, debido a los cambios en la circulación sanguínea, podrían aparecer várices en tus piernas.

 ¿Qué zapatos puedes usar?

  • El calzado ideal para una embarazada es uno que tenga un taco de unos 2 centímetros y que tenga la punta redondeada.
  • No es recomendable usar zapatos bajos o planos, ya que se requiere un soporte necesario para el arco del pie.
  • En caso de que tengas un evento, como un matrimonio, puedes usar un tacón de máximo 3 centímetros, pero no olvides cambiártelos en cuanto termine el evento.

Finalmente, lo que es recomendable es que dejes guardados tus tacones y evitar sacarlos de tu closet por estos 9 meses, porque podrían ocasionarte más de un inconveniente.

Temas: , ,

comer durante el embarazo
Te puede interesar:

Comer durante el embarazo: lo que debes saber