Recomendaciones para fotografiar al bebé

Recomendaciones para fotografiar al bebé

Esas fotos profesionales donde todo se ve perfecto, nos incitan a tomar nuestro bebé y comenzar a retratarlo en lo que creemos, es la obra de arte de nuestra vida. Para que logres mejorar calidad en tus fotos, te damos algunas recomendaciones.

No lo disfraces

Todos los bebés son hermosos y tu bebé también lo es. No lo sobrecargues con accesorios o decoración que te parezcan tiernos, utilizando un fondo simple y su naturalidad lograrán que el pequeño sea el centro de atención.

 

Tu bebé no sabe posar

Para que el bebé se vea feliz y natural en la sesión, debe estar tranquilo indudablemente, por eso cerciórate de alimentarlo bien antes de las tomas fotográficas, que use ropa cómoda y colócalo en una posición agradable.

Adáptalo a verte con la cámara

Para que no se asuste, lo ideal es que uses la cámara un par de veces previas a la sesión de fotos que deseas realizarle, así se sentirá familiarizado.

Reconoce el carácter del bebé

Evitemos hostigarlos o irritarlos, ni los forcemos a situaciones con las que no se sienten cómodos. Cuando notes que está de buen humor ¡es el momento!

 

La memoria es frágil

Los fondos, las personas y las modas lo sitúan en una época, un instante y un lugar determinados. Aprovecha de contextualizar cada sesión de fotos y te será más fácil recordar la historia del momento.

 

Tarde o temprano la nostalgia te invadirá

Cuando tu bebé ya sea un adulto, querrá saber sobre ti y cómo eras durante su infancia, inclúyete en las fotos, y muéstrate feliz.

Luz natural

Las mejores fotos se toman con luz natural, la luz suave de las mañanas o de los atardeceres acentuará su ternura.

 

Crecen tan rápido

Demuestra lo pequeño que es comparándolo con su entorno. Un canasto con frutas o las manos de sus abuelitos son útiles y lindas opciones.

 

Juega con los estilos

El blanco y negro y los tonos sepia pueden otorgarle un sello distinto: sobrio, nostálgico, frío o cálido, sólo recuerda que aunque tu cámara lo permita, es mejor cambiarlas con algún programa computacional y así asegurar su calidad. Tampoco modifiques cualquier foto, planéalo al momento de tomarlas.

 

Desde su punto de vista

No te quedes en la típica posición para tomar fotos; agáchate a la altura de sus ojitos o sitúate bajo él. También es bueno no llamar siempre su atención, capta aquellos momentos espontáneos y cotidianos.

 

Nunca es demasiado pequeño

No esperes a los cuatro meses a que tu bebé sea más movedizo, las fotos de bebé los primeros días durmiendo son hermosisimas.

Temas: , , ,

estimulación del sistema límbico
Te puede interesar:

Importancia del cariño de los padres para el bebé