Natación: La mejor estimulación temprana

Natación para bebés

La natación es uno de los mejores métodos de estimulación temprana que se puede aplicar en un bebé, debido al ambiente de juego y placer donde se lleva a cabo. Además aporta beneficios, ya que cuenta con componentes físicos importantes como agua, movimiento y calor

Una investigación realizada por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega indicaron que los bebés que practican la natación durante sus primeros meses de vida obtienen mejores resultados en los ejercicios relacionados al equilibrio y a tomar objetos.

Beneficios de la natación para bebés

  • Es muy importante que un entrenamiento específico para bebés tenga un efecto más adelante en su vida, y esta actividad física es ideal para los niños, no sólo por ser un deporte de supervivencia, sino también de destreza.
  • Ayuda al desarrollo psicomotor, adquiriendo una mayor coordinación motriz.
  • Ayuda al fortalecimiento del sistema cardiotorácico.
  • Aumento del desarrollo de la capacidad intelectual, ayudando a los niños a ser más creativos y observadores.
  • Pueden disfrutar todo el tiempo posible.
  • Es un buen medio para que el niño se relacione y comparta con otros niños.
  • Mejora el apetito y el sueño del bebé.

¿Desde qué mes se puede practicar la natación?

Algunos especialistas en psicología y pediatría, aconsejan inculcar la actividad de la natación después de los 3 meses por dos razones:

  • Después de los tres meses el bebé cuenta con la mayoría de vacunas que los protegerán de infecciones y virus que se encuentran en el ambiente.
  • Desde este mes aparecen y desaparecen ciertos reflejos que serán de provecho para algunos movimientos en las piscina.

Equilibrio en el agua

Es posible enseñarles a nuestros hijos a adaptarse en medio acuático desde muy pequeños. Pero ¿Sabes cómo los profesionales lo logran? El instructor puede aplicar diferentes estrategias:

  1. El instructor puede colocar una pértiga en su mano, con el fin de que el niño se agarre a éste y pasee por la piscina. Esto hará que el bebé deje de apoyarse en el piso de la piscina, fomentando así su equilibrio.
  2. Con la ayuda de una tabla, el niño puede pasear de un extremo a otro. Impulsándolo a mover sus piernas. Esto tiene por objetivo mejorar su flotación y mejorar su horizontalidad.

Recomendaciones

  • Asegúrese de inscribir a su bebé en una academia reconocida.
  • Los instructores debe ser calificados.
  • Cumpla con todas las reglas que indiquen los profesionales.
  • Es importante que se encuentre cerca de su hijo, durante la práctica.

Temas: , ,

Tipos de coches para bebés
Te puede interesar:

Accesorios en la cabeza de los bebés causa complicaciones