Beneficios del colecho y la cohabitación

beneficios del colecho

En este artículo encontrarás:

Cuando estamos embarazadas es mucho lo que se habla sobre cómo será la habitación del bebé, o si lo ideal es practicar dormir con él. Seguramente si ya eres mamá muchas de estas dudas pasaron por tu cabeza, y si eres gestante, entonces puede que estés buscando la mejor opción para el sueño del bebé, por eso en Facemamá te hablamos sobre los beneficios del colecho y la cohabitación.

Cuando finalmente el bebé ha llegado a casa, es probable que quieras pasar la mayor parte del tiempo con él, y es entendible, para eso te daremos dos alternativas, destacando los beneficios del colecho y la cohabitación, para que junto al bebé, puedan descansar y a su vez estar al pendiente de sus cuidados.

Colecho

Es cuando el bebé duerme con sus padres en la misma cama durante todas las noches. Y es que tener al recién nacido cerca puede brindar algunas ventajas, es por ello que mencionaremos algunos beneficios del colecho:

  • Tener cerca al bebé en caso de que llore mucho
  • Dormir con el pequeño evitará que debas levantarte varias veces por la noche a ver si necesita algo
  • Puedes saber de forma inmediata si al bebé le pasa algo o siente incomodidad.
  • Cuando madre e hijo duermen juntos, sus movimientos y respiración se sincronizan, cada acción que haga uno, afecta al otro.

Aunque conocemos los beneficios del colecho, esta práctica tiene sus a favor y también en contra, quienes han defendido el colecho afirman que además favorece el vínculo entre la madre y el hijo, influye directamente en la lactancia, favorece el sueño del niño y ejerce función sobre el desarrollo neural del recién nacido.

Pero como siempre hay puntos en contra, los detractores de esta práctica y aun considerando los beneficios del colecho, consideran que existen informes que avalan la teoría del riesgo que puede correr el lactante, respecto a la muerte súbita.

Cohabitación

Es cuando el bebé duerme en la misma habitación con sus padres, pero en una cuna cercana a la de ellos. Es otra forma que tiene la mamá de tener cerca al bebé en caso de algún inconveniente, pero, sin dormir directamente con él.

La cohabitación permite que la madre también atienda los requerimientos del bebé, sin tener que estar en la misma cama, esto porque algunos padres temen lastimar al pequeño al practicar el colecho.

Cualquiera de las dos alternativas son válidas, los padres están en todo el derecho de decidir cómo quieren que duerma el bebé, no obstante, si ahora que conoces los beneficios del colecho y deseas practicarlo, considera las recomendaciones Facemamá haciendo clic aquí.

Temas: , , ,

Niño corral
Te puede interesar:

Alimentos que tu hijo puede comer con las manos