Inicio > Embarazo > Productos de belleza en el embarazo

productos y procedimientos de belleza en el embarazoProductos de belleza en el embarazo

Hay un gran número de productos y procedimientos que llevan la siguiente advertencia: "Consultar a tu médico antes de usar si estás embarazada o amamantando". Es recomendable tener ciertas precauciones antes de ponerte al sol o aplicar tinturas y esmaltes de uñas, entre otros.

Experto: Eghon Guzmán, ginecólogo de Integramédica

Hay un gran número de productos y procedimientos que llevan una advertencia, algo como "Consultar a tu médico antes de usar si está embarazada o amamantando". Esto incluye todo, desde vitaminas, lociones, tinturas, esmaltes de uña, productos a base de plantas y productos de belleza como numerosos bronceadores, también saunas y tratamientos para el cabello. Las mujeres a menudo se preocupan por lo que puede y no puede dañar a su bebé, en eso se incluye los procedimientos y productos que utilizamos normalmente. Pero estos productos ¿pueden generar en mujeres embarazadas algún problema? ¿Las advertencias inscritas en ellos, es porque son realmente peligrosos?

En términos generales, el doctor Eghon Guzmán, ginecólogo de Integramédica enfatiza que “los productos químicos, cualquiera que sean, son potencialmente dañinos para el feto y no se recomienda su uso al menos los tres primeros meses de gestación”.

Pelo en el embarazo ¿está permitida la coloración, rizos o tintes?

El embarazo puede tener múltiples efectos en el cabello de una mujer. Las fluctuaciones hormonales pueden producir cambios de color, de textura y hasta el adelgazamiento del cabello de una mujer durante su embarazo. Por eso, antes de acudir a la peluquería pregúntale a tu médico e infórmate.

Respecto a la coloración y tintes para el cabello, no hay consenso sobre qué tan dañino puede ser para el feto el efecto de estos productos. Por eso, algunos expertos recomiendan teñir el cabello después del primer trimestre de gestación -cuando el feto ya cuenta con sus órganos vitales formados- y, de preferencia, aconsejan utilizar productos naturales o de origen orgánico para evitar el abuso de químicos, ya que todo pasará al feto a través de la placenta.

Sin embargo, el problema no es sólo el producto en sí, ya que las mujeres embarazados tampoco toleran estar largos intervalos de tiempo sentadas debido a la circulación sanguínea que necesitan sus piernas y, además, su olfato se torna extremadamente sensible, por lo que los productos químicos pueden ocasionar molestias como nauseas y vómitos.

Rizar o planchar el pelo como antes (con pinzas o planchas eléctricas), no debiera generar complicaciones para ti ni para el bebé que está en el vientre. Ahora, si deseas aplicar rizos o alisados permanentes, las complicaciones podrían ser las mismas que en la coloración: molestias al estar mucho tiempo sentada, nauseas, mareos y vómitos. Y tampoco se pueden descartar los posibles efectos del producto químico en el feto.

En definitiva, prefiere productos naturales que tengan pocos químicos. Aunque te sientas insegura, trata de arreglarte cambiando algo en tu vestuario o innovando en tu accesorio. Todas las embarazadas llaman la atención y de seguro podrás practicarte cuánto tratamiento quieras una vez que tengas al bebé en tus brazos.

Bronceado y embarazo ¿son compatibles?

No es recomendable que la mujer tome sol en el embarazo ya que la piel se puede manchar aunque te apliques protector solar.

Esto se debe a que los cambios hormonales de esta etapa dejan la piel extremadamente sensible, propensa al acné y a las manchas; entonces, los rayos UV sólo potenciarán esos efectos indeseables. Además, la piel del abdomen se estira a medida que tu bebé crece y esa piel es tan sensible que podría sufrir dolorosas quemaduras.

Por si esto fuera poco, los solárium pueden provocar nauseas, dolores de cabeza, insolación y daños a la piel, por lo que es mejor esperara hasta después del nacimiento de tu bebé para visitarlo.

¿Me puedo maquillar si estoy embarazada?

El maquillaje no es un problema para ti ni para el bebé mientras estés embarazada, pero procura no aplicarte cualquier cosa. De preferencia elige maquillaje hipoalergénico, no oleoso para que no tape los poros, evita los polvos compactos que no dejan a tu piel respirar libremente y, antes de acostarte, retira el maquillaje y humecta la piel para evitar la resequedad.

¿Me puedo pintar las uñas si estoy embarazada?

Al igual que las tinturas para el cabello, en este punto aún no hay consenso médico ni pruebas que grafiquen lo dañino que pueden ser los esmaltes de uña durante el embarazo. Muchos de estos productos contienen tolueno o acetona que, en grandes cantidades, podría llegar a provocar malformaciones en el feto. Por esa razón, es preferible evitar manicuras y pedicuras los primeros tres meses de embarazo, cuando el bebé es más vulnerable.

¿Puedo ir a un sauna si estoy embarazada?

Evita los saunas y las piscinas temperadas por al menos los tres primeros meses o cuando tu médico lo permita. El aumento de temperatura corporal, aunque es poco probable, podría dañar al feto, además, si estás sufriendo nauseas o vómitos propios de esta etapa, el encierro con tanto vapor podría provocar una sensación de ahogo y exacerbar esos molestos síntomas.

El doctor Guzmán, explica que “los saunas, la exposición al sol y el aumento del calor ambiental en recintos cerrados, exacerban la falta de oxígeno, ya que por vasodilatación periférica secundaria a las hormonas placentarias, podrían provocar lipotimias y desmayos”.

Recuerda que la maternidad resalta toda la femineidad de la mujer y nunca te sentirás más plena como cuando estás luciendo un embarazo. Por eso mismo, si tienes dudas de aplicarte algún producto de belleza, consulta a tu doctor; o, ante la duda, evítalo para no exponerte a riegos innecesarios.

babysec

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV