Inicio > Embarazo > Estreñimiento y embarazo

estreñimiento y embarazo Estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento, así como la indigestión y la acidez, son síntomas comunes al estar embarazada por lo que deberás optar por mejorar tu dieta.

Experto: César Avilés, gineco-obstetra de Clínica Vespucio

 

Los altos niveles de estrógeno y progesterona durante el embarazo provocan que los músculos intestinales funcionen con menos eficiencia y sean parcialmente responsables del estreñimiento, especialmente en el 1° trimestre de embarazo y en el último trimestre, la presión del feto sobre el estómago y los intestinos también pueden retrasar el funcionamiento normal. A esto se suman los suplementos de hierro que pueden empeorar la situación.

No te automediques

Existen medicamentos para combatir el estreñimiento que son seguros para la madre y el feto. Y es el médico obstetra quien le ayudará a elegir el más conveniente para su caso.

Consejos para combatir el estreñimiento

  • Privilegia la ingesta de fibra. Evita el pan blanco o arroz blanco, elige alternativas ricas en fibra como el pan de trigo integral y arroz integral. Comprueba cuidadosamente los ingredientes.
  • Prefiere las Frutas y verduras. Añade jugo de ciruelas o ciruelas enteras a tu dieta. También come frutas y verduras crudas. Trata de comer mangos, papayas, ciruelas y duraznos. Algunas mujeres sostienen que el plátano y la manzana fomentan el estreñimiento.
  • Bebe más líquidos. El agua es el mejor laxante que existe en la naturaleza y cuando estás embarazada necesitas una gran cantidad de líquido. Ahora, si no te gusta el agua pura, bebe un jugo, leche o un refresco natural, cualquier cosa puede mantenerte hidratada. Ten en cuenta, sin embargo, que beber en gran cantidad jugo o refrescos naturales podría provocar un sobrepeso significativo.
  • Haz ejercicio con regularidad. Las caminatas, la natación, la bicicleta fija y el yoga te pueden ayudar a aliviar el estreñimiento.
  • Presta atención a tu cuerpo. Si tienes ganas de ir al baño, no lo dejes para después.

¿Me puede causar problemas el estreñimiento?

Por lo general no. Eso sí, debes estar atenta a tu estreñimiento si se acompaña de dolor abdominal, presentas diarrea o si expulsas mucosidad o sangre. De ocurrirte alguna de estas situaciones debes conversarlo con tu médico.

También debes ser cuidadosa al momento de defecar. Si haces mucha fuerza, puede que te salgan hemorroides, esas venas que se inflaman en la zona rectal y que pueden ser muy dolorosas e incómodas. “Las hemorroides son una consecuencia frecuente del embarazo, pero afortunadamente no suelen causar complicaciones ni antes del parto ni durante el mismo. Si ello ocurriese, su obstetra está preparado para ayudarla a superar las molestias que pudieran causar", comenta el doctor Avilés.

El especialista de Clínica Vespucio, aclara que “la cirugía resectiva (de extirpación) hemorroidal está contraindicada durante el embarazo por el aumento de irrigación y de presión en los plexos hemorroidales, lo cual aumenta las posibilidades de complicaciones de dicha cirugía. La cirugía paliativa, en cambio, está correctamente indicada en caso de hemorroides complicadas con trombosis (formación de coágulos dentro de las venas hemorroidales)”.

Publicidad

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV