Hemorroides en el embarazo

embarazada

Baños de agua caliente, alimentos ricos en fibra y usar almohadillas de hamamelis son algunos de los elementos que puedes usar para prevenir y aliviar el dolor de las hemorroides en la gestación.

Experto: Claudio Garcia, ginecólogo y docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Mayor

También conocidas como almorranas, los hemorroides corresponden a la dilatación varicosa de los vasos sanguíneos venosos de ubicación rectal o perianal (plexos hemorroidales), dando lugar a una congestión sanguínea y posterior dilatación con exteriorización, a través del orificio anal.

En ocasiones, algunas mujeres no se dan cuenta que sufren de hemorroides durante el embarazo, ya que no presentan síntomas, mientras que para la mayoría pueden ser muy dolorosas y causar pérdida de sangre espontánea o más frecuentemente asociada a las deposiciones.

Las hemorroides son causadas por:

  • Un mayor volumen de bombeo de la sangre por las venas.
  • La presión del útero sobre las venas en el recto.
  • También pueden ser causadas por el peso extra que se está cargando, de hecho, las mujeres con sobrepeso suelen sufrir más.
  • Cambios en el sistema gastrointestinal durante el embarazo. El aumento en la consistencia de las heces fecales y la disminución en el hábito intestinal, favorecen la constipación o estreñimiento, lo que suele causar o empeorar las hemorroides.

Si tienes la suerte de no tenerlas mientras estés embarazada, es posible que las tengas durante el periodo postparto o puerperio, a causa del esfuerzo del trabajo de parto y el parto mismo.

Prevención

Para evitar las hemorroides debes:

  • Ingerir alimentos ricos en fibra, como los jugos de ciruelas, y porciones de frutas y verduras en grandes cantidades.
  • Beber mucha agua para evitar el estreñimiento.
  • Realizar ejercicios para mantener un peso regular.
  • Evitar sentarte por largos períodos y efectuar cambios de posiciones siempre que sea posible.
  • Tratar de no subir mucho de peso.

Alivio del dolor

  •  Límpiate con almohadillas de hamamelis (hierva medicinal que encuentras en farmacias naturistas) o con jabón y agua tibia, ya que el papel higiénico puede agravar las hemorroides.
  • Mantén tu área rectal lo más limpia posible.
  • Aplica baños de agua tibia con polvos de ácido bórico en proporción de 1 cucharada sopera por 1 litro de agua, sumergiendo la zona perianal afectada, durante 15 a 20 minutos tres veces al día, esto ayuda a reducir las hemorroides y alivia el dolor.
  • Consulta con tu matrona o ginecólogo obstetra tratante, para evaluar la severidad del cuadro y aplicar el tratamiento más adecuado con uso de analgésicos o medicamentos antihemorroidales, ya que en algunos casos incluso hay que llegar a realizar procedimientos quirúrgicos para el alivio de los síntomas.

 

Temas: ,

embarazo
Te puede interesar:

Salud Mental durante la Gestación: Lo que no podemos olvidar