Inicio > Odontología > Dientes y encias

Dientes y encías en el embarazoProblemas dentales en el embarazo

En este período se debe tener especial cuidado en la parte dental, especialmente debido a la gingivitis y otras molestias que pueden aparecer.

Experto: Miguel Peña, odontólogo de Clínica Las Condes

En el embarazo es más probable que tus dientes y encías estén muy sensibles. Por eso, es fundamental preocuparse de una correcta higiene y de consultar con un especialista.

Es muy común que durante la gestación se produzca lo que se llama “gingivitis del embarazo”. Ésta consiste en una irritación de las encías, producto de la placa bacteriana. Esta situación se da debido a los cambios hormonales durante este período, los que hacen que se inflamen las encías y deriven en sangramientos.

Muchas veces, las embarazadas descuidan su higiene bucal, ya que el uso del cepillo de dientes podría aumentar las molestias como náuseas o vómitos.

Signos de la gingivitis

  • Color rojizo en las encías
  • Aumento de volumen
  • Sangran con facilidad

Periodontitis

Si la gingivitis no es bien cuidada o tratada, puede desarrollarse una periodontitis. En este caso, la enfermedad de la encía se agrava y llega hasta el hueso. Si la situación se hace muy avanzada, puede concluir en la pérdida de piezas dentales.

Estudios científicos demuestran que las embarazadas con periodontitis o encías enfermas, tienen más posibilidades de tener bebés prematuros o de bajo peso.

Tumores o granulomas piogénicos

Suelen llamarse tumores del embarazo, pero en realidad no es tan así, ya que estos nódulos que se forman en las encías, no son cancerosos. Son rojos, sangran fácilmente y luego forman costra.

Se desarrollan durante el segundo trimestre de embarazo y consisten en reacciones vasculares, es decir, vasos sanguíneos que forman pequeños bultos en las encías.

Duran un tiempo y luego desaparecen. Si persisten y causan molestias para comer o hablar, se deben extraer o extirpar.

Consejos útiles

  • Cepillarse: Se debe hacer por lo menos dos veces al día y usar seda dental, revisando la línea de la encía donde se puede acumular placa. Es recomendable usar un enjuague bucal antibacteriano si la placa es muy rebelde. Lo fundamental es realizar un buen cepillado, para esto, el cepillo debe ser suave. En cuanto a la pasta, lo mejor es usar una con una mayor cantidad de flúor.
  • Visitar continuamente al dentista: Al momento de saber que estás embarazada es bueno consultar con el dentista, de manera de evaluar el estado gingival. Sin importar la etapa del embarazo en que estés, siempre es fundamental controlarse durante todo el proceso.
  • Una buena dieta: Con una alimentación sana y equilibrada, que incluya vitaminas A, C y D, además de incorporar minerales como calcio y fósforo, ayuda a la formación de los huesos y dientes del bebé.
  • Evitar el azúcar: Disminuir el consumo de alimentos dulces, ya que estos hacen que la placa dental sea más agresiva y se produzcan ácidos que atacan el esmalte, causando caries.

Enlaces Relacionados

 

Comentarios


Facemamá TV