Los ejercicios físicos colaboran con el buen desarrollo de los niños

Niños-Actividad física

«Mente sana en cuerpo sano» es una frase aplicable a cualquier individuo, incluidos los niños que tienden a poseer grandes dosis de energía en sus cuerpos a edades tempranas. Realizar ejercicios físicos, según varios nutricionistas y entrenadores de América Latina, es vital para que los pequeños puedan desarrollarse con normalidad, así como amoldarse a distintas reglas en competencias.

Por ese motivo, los papás tienen que hallar las actividades ideales para que sus hijos puedan sentirse cómodos al momento de practicar deportes como natación, fútbol, voleibol o baloncesto, por mencionar algunos de los más populares del planeta.

Beneficios del ejercicio físico para niños

Según Childrens Museum Of Sonoma County, los ejercicios físicos contribuyen a que cualquier menor de edad aumente su capacidad cardiopulmonar y también a fortalecer sus huesos.

Además ayudan a mantener los patrones del sueño y a mejorar sus habilidades sociales, indispensables para que un chico pueda sobresalir en entornos sociales.

«Algunos de los aspectos que son mejorados con la práctica de distintas especialidades deportivas son la confianza y la motricidad. La primera permite formar una visión positiva de la salud, incluyendo el peso y la dieta para potenciar sus capacidades. En cambio la segunda ayuda al equilibrio, la destreza y la flexibilidad de los niños», explicó el mencionado sitio web.

¿Cuántas horas deben entrenar los infantes?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los chipilines con edades comprendidas entre 4 y 12 años deben destinar 60 minutos diarios a su preparación física, pues no sentirían fatiga.

«Para los niños y jóvenes de este grupo de edades, los ejercicios físicos consisten en juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación o rutinas programadas en el contexto de la familia, la escuela o la comunidad», indicó la OMS al portal El Financiero.

«La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, especialidades vigorosas (levantamiento de pesas) que refuercen, en particular, los músculos y huesos», recomienda la prestigiosa institución.

Lo positivo de la preparación

Para la OMS, lo más positivo de la realización de ejercicios físicos es que permite a los jóvenes pueden compenetrarse más con sus semejantes, aunque no deben ser obligados a hacerlos porque se pueden sentir presionados y rechazarlos al sentirlo como una orden unidireccional.

De hecho, psicólogos afirman que cuando los pequeños se encuentra involucrado en disciplinas como balompié, tenis o voleibol, tienden a divertirse, porque se transforman en sus juegos preferidos.

«La incorporación a la rutina diaria de una actividad física constante y moderada induce una serie de cambios fisiológicos en el organismo que van más allá del hecho de quemar calorías, reducir grasa y mantener la masa muscular. Es algo que favorece a la pérdida de peso y a mejorar la relación con la comida y el propio organismo. Induce una modificación de la composición del cuerpo y del funcionamiento del metabolismo, así como de los sistemas circulatorio y respiratorio. Eso ayuda a que todos los miembros de la familia se sientan más cómodos en un momento determinado», señaló la Sanitas, empresa especializada en salud.

Temas: ,

Cómo elegir un buen colegio
Te puede interesar:

Cómo hablar con nuestros hijos cuando llegan del colegio