El sarampión, ¿cómo tratarlo?

Sarampión-Niños

El sarampión es una enfermedad viral que se caracteriza por la aparición de manchas rojas en la piel, así como por generar una serie de síntomas que pueden confundirse con el resfriado común.

Según Clínica Mayo, portal del centro de salud con sede en Estados Unidos, la patología es común en los infantes y viene acompañada de síntomas catarrales (dolor de garganta), además de fiebre alta.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la patología afecta generalmente a los chicos con edades comprendidas entre 4 y 10 años, pues los que están más expuestos al roce, así como a la interacción con otros muchachos que padecen ese problema de salud.

Mecanismos para combatir el sarampión

Aunque la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aclara que no existen tratamientos específicos para combatir el sarampión, que una de las principales causas de erupciones en el cuerpo de los infantes desde que son bebés, si recomienda aplicar fármacos por la vía intravenosa, para erradicarlo una vez que llega a ser visible en la piel.

Luego de que transcurran 72 horas de la aparición del padecimiento, los médicos del ente internacional recomiendan lo siguiente:

  • Vacunación. Los pequeños de la casa deben ser inyectados con sustancias que atacan el virus y aminorarán, de manera progresiva, los síntomas hasta eliminar el sarampión del cuerpo humano. Se conoció que las ampollas también se pueden aplicar en personas sanas, para evitar que lleguen a tener este padecimiento.
  • Administración de inmunoglobulinas. Cuando presentan sarampión, los niños se sienten débiles porque su sistema inmunitario es deficiente. Necesitan anticuerpos y por eso se les debe aplicar inmunoglobulina sérica.

¿Cuándo se presentan complicaciones?

La Sociedad Española de Infectologia indicó que el sarampión sólo se puede prevenir con la administración de la vacuna cuando no se tiene la enfermedad, pero en caso contrario se debe mantener un reposo absoluto para soportar las secuelas que deja en los individuos, en especial, en los menores de edad.

El mencionado grupo de galenos, que declaró para Cuídate Plus -propiedad del Grupo Marca-, afirmó que es común que los chicos sufran de neumonía u otitis. Ambas enfermedades pueden ser tratadas por especialistas, con el fin de evitar que los muchachos se sientan incómodos y recuperen su sonrisa, algo elemental para que se desarrollen con normalidad.

También puede causar encefalitis, que origina daños neurológicos y cognitivos en los «reyes del hogar», aunque este tipo de situaciones ocurre con poca frecuencia.

La OMS y la OPS recomendaron que, en la medida de lo posible, los padres sometan a sus hijos a pruebas especiales para descartar la aparición del sarampión, pues consideran que la prevención es clave para evitar que eso perjudique el correcto desarrollo de los bebés.

Temas: ,

Marcela Potin nos habla sobre el tratamiento para la meningitis
Te puede interesar:

Video: Tratamiento para la meningitis