Curiosidades sobre los recién nacidos

Curiosidades sobre los recién nacidos

Los recién nacidos son pequeños, fascinantes y adorables, y al mismo tiempo muy curiosos. Cada bebé es un mundo, pero hay aspectos relacionados con los recién nacidos que sorprenden mucho. Conoce algunas de las curiosidades sobre los recién nacidos más peculiares en este artículo.

Algunas curiosidades sobre los recién nacidos nacidos son mitos, otras son verdades y otras aún no son muy conocidas. Puede que ni siquiera conozcas algunas de las curiosidades sobre los recién nacidos, aunque tengas hijos. Veamos cuáles son las curiosidades de los recién nacidos y despejemos mitos sobre ellos.

Curiosidades sobre los recién nacidos

  • Los bebés nacen sin rótulas. Las rótulas de los bebés están hechas de cartílago y debido a que aún no están osificados, no se pueden ver con rayos X. Las rótulas comienzan como cartílago y luego se desarrollan fuera del útero durante los siguientes años de vida. Esto les permite protegerse de las caídas cuando empiezan a caminar. Suele decirse que los bebés no tienen rótulas, pero no sería cierto ya que, como hemos visto, las tienen. Asimismo, el dato no deja de ser curioso.
  • Los recién nacidos lloran sin lágrimas. Los conductos lagrimales de los recién nacidos todavía están cerrados, por lo que no pueden llorar con lágrimas. Esto sucederá a partir del tercer mes de vida. Lo que podemos ver que solemos confundir con lágrimas es simplemente una producción básica para mantener el ojo lubricado. Esto no quiere decir que los bebés no sufran, aunque no los vemos llorar porque todavía no pueden. Cuando un recién nacido llora es porque necesita algo o está sufriendo.
  • Los recién nacidos tienen más huesos que los adultos. Un adulto promedio tiene 206 huesos y un recién nacido tiene 215 huesos, aproximadamente 9 huesos más que un adulto. Esta curiosidad se debe a que muchos de los huesos que tenemos los humanos se fusionan entre sí con el tiempo, acortando el número de huesos de nuestro cuerpo. Por lo tanto, los bebés pueden moverse mejor a través del canal de parto, especialmente la parte de la cabeza que aún no está osificada.
  • Color de ojos de recién nacido. La mayoría de los bebés nacen con ojos claros debido a la melanina, que todavía está presente en pequeñas cantidades. El color de sus ojos suele cambiar durante los 3-6 meses de vida a medida que se exponen a la luz solar y se oscurecen hasta alcanzar su color final. El color de ojos de un recién nacido lo determina su ADN antes de nacer y será el color que finalmente tendrá el bebé.
  • La frecuencia cardíaca de un recién nacido es más alta que la de un adulto. Un recién nacido puede obtener con seguridad 130-160 latidos por minuto, casi el doble que un adulto promedio. Su ritmo disminuirá gradualmente, eventualmente a alrededor de 70 latidos por minuto. No te preocupes si tu bebé tiene un ritmo cardíaco alto como de costumbre. A medida que pasen los meses, verás que su ritmo va disminuyendo paulatinamente.
  • Vista. El bebé puede enfocar su visión en objetos o personas a unos 20-30 centímetros de distancia, cuanto más lejos estén, más borrosa será su visión. Hasta ahora se creía que veían en blanco y negro, pero recientemente se descubrió que esto no es cierto. Los bebes pueden ver algunas tonalidades como el rojo intenso, pero no distinguen otros colores. A medida que pasan los meses, su sistema visual madura y distinguirá más matices de color. A medida que su vista madura.
  • Tocar. Gracias a su piel sensible, perciben muchas sensaciones nuevas para disfrutar, como abrazos, masajes, besos. Su sentido del tacto se desarrolla desde que nacen, permitiéndoles percibir información del mundo.
  • Oler. Los recién nacidos tienen el sentido del olfato muy desarrollado y sensible para poder reconocer a su madre con solo oler. Está estrechamente relacionado con sus necesidades básicas de supervivencia.

Tips para entender el lenguaje de los bebés
Te puede interesar:

Tips para entender el lenguaje de los bebés