¿Cómo evitar la tan temida muerte súbita?

Cómo evitar la muerte súbita en bebés

La asfixia o ahogo durante el sueño, es causa del fallecimiento de una gran cantidad de niños, a nivel mundial. Para prevenirlo, hay que adoptar algunas medidas mientras el bebé duerme.

Experto: Bárbara Alfaro, docente de Enfermería en Chile.

El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) es la muerte repentina e inexplicable de un bebé menor de un año de edad. La mayoría de estos casos suceden mientras el niño duerme debido a que se ahogan o asfixian por la posición o por el contacto con elementos a su alrededor.

Estudios internacionales sostienen que en lo últimos 10 años, la mortalidad infantil por esta causa ha bajado de forma importante. Por ejemplo, en muchos países industrializados, como Estados Unidos de América, Australia y Reino Unido, la incidencia del SMSL ha disminuido por debajo de 1/1000 recién nacidos vivos.

Un informe emitido por la Academia Americana de Pediatría, enfatiza las siguientes recomendaciones:

  • La lactancia materna se asocia con un menor riesgo de SIDS.
  • Siempre coloque al bebé sobre su espalda a la hora de dormir.
  • Utilice una superficie firme para dormir. Los asientos de seguridad y otros dispositivos no se recomiendan para la rutina de sueño.
  • Mantenga los objetos suaves o ropa de cama suelta, fuera de la cuna. Esto incluye almohadas, mantas, osos de peluche, parachoques, tutos o almohadita.
  • No usar artículos para sujetar y mantener en una posición a los bebés en las cunas (cuñas o posicionadores).
  • La mujer embarazada debe recibir atención prenatal regular.
  • No fume durante el embarazo o después del nacimiento.
  • No cubrir la cabeza del bebé con mantas u otros artefactos.
  • Evitar el sobrecalentamiento, tanto de la habitación como de la temperatura corporal del bebé.
  • No use monitores de sonido en la cuna, siempre en su exterior. Además, evite los dispositivos que garantizan disminuir el riesgo del SMSL. No existe suficiente evidencia de que éstos sean eficaces ni seguros.
  • Los bebés deben recibir todas las vacunas recomendadas.
  • A partir de los 3 meses, con supervisión y cuando el bebé esté despierto póngalo a jugar un tiempo boca abajo. Esto facilita el desarrollo y reduce al mínimo la aparición de la plagiocefalia posicional (cabeza plana).

Rachel Moon, presidente de la Academia Americana de Pediatría, sostiene que: «Es importante que los profesionales de la salud, el personal de salas de recién nacidos, de las unidades neonatales de cuidados intensivos y los encargados de cuidado infantil apliquen los métodos recomendados para reducir el riesgo de SMSL y otros relacionados con el sueño”.

Temas: , ,

Recién nacido piel
Te puede interesar:

Diez cambios en la piel del recién nacido