Estimulación ovárica

virus hanta

Existen en el mundo millones de casos de personas con problemas de fertilidad, es por esta razón, que la medicina trabaja incansablemente para darles a ellos la oportunidad de ser padres y formar una familia y la estimulación ovárica es uno de los tratamientos que se ha venido utilizando actualmente para aumentar la cantidad y calidad de óvulos en la mujer.

¿Cuál es la finalidad de la estimulación ovárica?

Tiene como objetivo, hacer mudar varios folículos para que se liberen algunos óvulos que estén lo suficientemente maduros para aumentar las posibilidades de éxito en tratamientos como: fecundación in vitrola inseminación asistida, o el ICSI.

  • Este tratamiento puede favorecer a mujeres con ciclos menstruales irregulares o anovulatorios (menstruación sin ovulación), además, también ayuda a mujeres con reservas ováricas bajas.
  • Es cierto que la calidad y cantidad de óvulos disminuye con la edad, y esto es natural, especialmente después de los 35 años.
  • Entre los 35 y 40 años es el momento ideal para realizar este tipo de tratamiento.
  • Después de los 43 años lo recomendable es que la mujer recurra a la ovodonación, ya que es más factible lograr un embarazo con óvulos propios.

Cuándo y cómo realizar la estimulación ovárica

  • El primer paso es el suministro de hormonas que dura entre 12 y 14 días, estas estimulan los folículos hasta hacerlos madurar.
  • Son inyecciones que se aplican en el abdomen.
  • A la mujer se le realizan dos controles en este periodo: ecografías para monitorear los folículos y análisis de sangre para medir el nivel de estradiol (hormona que indica la maduración folicular).
  • Cuando el médico observa que por lo menos dos folículos han madurado, programa la punción para extraer los óvulos.

Cuando se trata de inseminación artificial, la estimulación es más baja, para evitar el riesgo de un embarazo múltiple, a menos que la paciente lo desee y su cuerpo este apto para ello.

¿Cuáles son los riesgos?

  • Aumento de peso.
  • Dolor abdominal.
  • Hinchazón.
  • Cambios de humor.
  • Embarazo múltiple.
  • En algunos casos el ovario suele hincharse como consecuencia de una hiperestimulación ovárica.
Temas: , , ,

cómo planificar un embarazo
Te puede interesar:

Planifica tu embarazo con estos 6 consejos que te ayudarán a procrear efectivamente