Embarazo después de los 35 años: Todo lo que debes saber

Embarazo despues de los 35

Si bien no es una edad que genere tantos problemas para las futuras mamás, es importante conocer algunos riesgos del embarazo después de los 35 años, pues mientras más envejece la mujer, más complicaciones pueden generarse en el embarazo.

Equipo periodístico Facemamá

¿Por qué hay menos probabilidad de embarazo después de los 35 años?

  • La mujer es menos fértil: Para empezar, después de esta edad es más difícil que quedes embarazada. Cuando una mujer envejece, la calidad y la cantidad de sus óvulos baja, aunque siga habiendo menstruación. Debido a esto, hay menos posibilidades de que los espermatozoides logren fecundar el óvulo, por lo tanto un embarazo después de los 35 años es más complicado.
  • Las trompas de Falopio pueden bloquearse: En esta edad es más probable que se genere el bloqueo de una o ambas trompas de Falopio por algún daño, infección, adherencias o complicaciones con la cicatrización derivadas de alguna operación previa. Esta condición puede dificultar o evitar que el óvulo sea fecundado, ya que no hay acceso para los espermatozoides.
  • Hay menos encuentros íntimos en la pareja: Con el pasar de los años, puede que la frecuencia de las relaciones sexuales disminuya o baje el deseo sexual.

 Si me embarazo después de los 35 años, ¿podría haber un problema con el bebé?

Es importante tener en cuenta algunos posibles problemas que podrían generarse con el feto:

  • Trastornos cromosómicos. El más conocido de estos trastornos es el Síndrome de Down, el que implica discapacidad mental y complicaciones al corazón. Aunque nunca puedes saber si tu hijo podría tener esta condición, las probabilidades son mayores si la edad de la futura mamá sobrepasa los 35 años.
  • Hay más peligros de tener un aborto espontáneo con un embarazo después de los 35 años.
  • El riesgo de muerte fetal es mayor.

¿Hay pruebas para detectar el síndrome de Down?

Sí, las hay de dos tipos:

– El primero es tomar una muestra de la vellosidad coriónica, extrayendo una biopsia de la placenta, con lo que se puede observar si el bebé sufre de algún trastorno cromosómico.

– El segundo procedimiento es la amniocentesis, donde se toma una muestra de líquido amniótico, lo que permite detectar si hay alguna alteración cromosómica. Es muy importante tener claro que al ser invasivos, estos procedimientos presentan un peligro para el bebé e incluso están relacionados con casos de aborto espontáneo.

 Pruebas no invasivas

Existe una prueba menos riesgosa, llamada análisis de múltiple marcador, el cual consiste en tomar una muestra de sangre de la madre que mide la cantidad de ciertos elementos como PAPPA, HCG sérico, estriol no conjugado, alfafetoproteina sérica, etc. Este examen, junto con una ecografía obstétrica genética, permite detectar ciertas complicaciones en el feto, como síndrome de Down, anencefalia o espina bífida.

 Mayores riesgos obstétricos

Si tienes más de 35 años, debes saber que hay algunos problemas o condiciones de salud relacionados con la edad, como la hipertensión o la diabetes. Si es tu caso, debes acudir a tu médico para llevar un tratamiento adecuado. Es muy importante que tengas una buena salud física, ya que los peligros disminuyen en gran medida.

 ¿Cuándo debo acudir al especialista?

No importa si tienes más o menos de 35 años, si estás tratando de quedar embarazada y no lo logras, es importante que acudas a tu ginecólogo.


Relacionados

mejorar la fertilidad masculina
Te puede interesar:

¿Cómo mejorar la fertilidad masculina?