6 consejos para bajar de peso antes del embarazo

bajar de peso antes del embarazo

Sí, tus probabilidades de concebir y tener un embarazo saludable son mayores si estás cerca de tu peso ideal, por lo tanto es aconsejable bajar de peso antes del embarazo si es necesario.

Tener sobrepeso puede provocar ciclos menstruales anormales, y esto puede dificultar que quedes embarazada. Las mujeres con sobrepeso son también más propensas a sufrir complicaciones de salud durante el embarazo, como hipertensión y diabetes, además de partos difíciles.

Lo mejor es que te mantengas alejada de las dietas que eliminan ciertos alimentos o grupos de alimentos como los carbohidratos. Las dietas bajas en hidratos de carbono son eficaces para muchas personas, pero si prescindes de los productos lácteos, las frutas y las verduras, tu cuerpo no podrá absorber las vitaminas y nutrientes que necesitas para un embarazo saludable.

La mejor dieta es la que se basa en «buenos» carbohidratos como pan, pasta y arroz integral, e incluye mucha proteína con poca grasa como pescado, pollo y carne magra. Además de frutas y verduras, y productos lácteos bajos en grasa como leche, yogur o queso, puedes incluir cereales y legumbres que pueden ayudar a sentirte satisfecha, al igual que beber agua en abundancia. Un nutricionista puede ayudarte a elaborar una dieta adecuada para ti que te permita bajar de peso antes del embarazo de forma sana, saludable y progresiva, sin exigirle demasiado a tu cuerpo.

Aquí tienes seis consejos para bajar de peso antes del embarazo de manera saludable:

  1. Presta atención a lo que comes, tu dieta diaria debe incluir:
    5 o más porciones de cereales y harinas (incluyendo por lo menos tres tipos de grano integral);
    2 tazas de fruta y 2 1/2 tazas de vegetales variados (color verde oscuro, naranjas y frutas ricas en vitamina C, etc.);
    porotos y otras legumbres;
    pescado, pollo, carne, cerdo, huevos, nueces;
    3 porciones, o más, de productos lácteos o alimentos ricos en calcio (leche, queso, yogur);
    6 cucharaditas de grasa vegetal (aceite de canola, aceite de oliva o productos hechos con estos aceites).
  2. Trata de evitar los ácidos trans, (la grasa «mala» que se encuentra en muchos fritos y comidas chatarra).
  3. Mantente activa, hacer ejercicio tonifica tus músculos, te da energía y ayuda a tu cuerpo a quemar más calorías, incluso mientras duermes. El ejercicio también fortalece la estructura ósea e impide que al perder peso se debilite tu musculatura.
  4. Establece una meta de 60 minutos de actividad moderada a vigorosa la mayoría de los días de la semana, incluso si tienes que separar ese tiempo en varias sesiones. Elige actividades que te gusten, como caminata, ciclismo, natación, jardinería, bailar o entrenamiento con pesas. Recuerda que una vez que pierdas peso, el ejercicio es importante para mantenerte.
  5. Proponte perder alrededor de medio y un kilo por semana, eso te ayudará a garantizar que estás perdiendo grasa. Perder mucho más que un kilo a la semana puede significar que estás perdiendo líquido y quemando masa muscular en lugar de grasa.
  6. No te fíes de las dietas que prometen demasiado porque es difícil que sean efectivas ni seguras. Para lograr un peso corporal saludable, lo mejor es seguir una dieta razonable y ejercicio regular.

 

Temas: , ,

reproducción asistida
Te puede interesar:

Reproducción asistida: ¿Qué saber?